Archivo de la categoría: anuncios videojuegos

Review Ninja Gaiden 3

Plataforma de análisis: PlayStation 3
Estudio: Team Ninja
Editor: Tecmo Koei
Fecha de lanzamiento: 23/03/2012

Ryu Haybusa se quedó huérfano con la marcha de Tecmo del carismático y polémico Tomonobu Itagaki, responsable de los últimos juegos del violento ninja, a excepción de las revisiones Sigma para Sony, de las que siempre renegó. ¿Han sido sus pupilos capaces de poner en práctica las lecciones del maestro?

Seguir leyendo Review Ninja Gaiden 3

Anuncios

Nuevo comercial de PlayStation 3: Long Live Play

Curioso el nuevo spot de PlayStation 3 donde se brinda un pequeño homenaje a las figuras e iconos más reconocibles de la consola: podemos ver a Kratos, Cole, Nathan Drake, Old Snake… hasta a una quimera de Resistance. Ahora me asaltan recuerdos sobre los añejos spots de la primera PlayStation en la tele.

Aquellos maravillosos años: publicidad viejuna, volumen 4

Volvemos a repasar aquellos anuncios impresos de hace años, y en concreto, esta vez saltamos a la era de las 32 bits, época en la que aparecieron un buen puñado de consolas de distintas compañías, y que, como bien sabemos, finalmente en sobremesa reinó la primera consola de Sony, PlayStation, mientras que Nintendo tenía que conformarse con un segundo puesto -y a una buena distancia de ventas- con su 64 bits, tan esperada y deseada desde su anuncio -recordad los retrasos que sufrió el lanzamiento de la máquina mientras los demás se repartían el pastel-. La buena de Sega dio guerra unos pocos años con su incomprendida Saturn, una gran máquina, a fin de cuentas.


Acojonante (¿o descojonante?): “si no quieres quedarte a medias, si no quieres volver a tirar la consola, igual que hiciste con las de 8 y 16 bits, que no te engañen, cómprate una Goldstar 3DO. Cualquier otra acabarás tirándola”.
En serio, para darle un premio al genio publicista que ideó esto. Por otra parte, una 3DO, de salida (desconozco la fecha exacta de la publicidad) costaba 99.900 pesetas, lo cual, con el método de financiación propuesto, te pasarías 769 días pagando la consola (más de 2 años) Seguro que el Sr. Muriel terminó hasta la entrepierna de atender llamadas de críos deseando tener una Goldstar 3DO.

Seguir leyendo Aquellos maravillosos años: publicidad viejuna, volumen 4

Aquellos maravillosos años: publicidad viejuna, volumen 3

Tercera entrega para rememorar aquellos anuncios con los que pretendían comernos la cabeza en las revistas de turno que muchos comprábamos todos los meses (internet en aquellos años no estaba al alcance de los hogares) ¡Disfrutadlo!

Publicidad para la consola de Sega, donde se presumía de la cantidad de títulos disponibles para la máquina (la cual recibía bastantes conversiones de juegos arcades, además de ser más antigua que SNES, lo que permitió que de partida contara con una buena cantidad de títulos)
También podemos ver cómo se parodia el sobrenombre de la consola competidora directa, Super Nintendo, llamada el Cerebro de la Bestia.

Cachivache que permitía jugar a los juegos de Master System II en Mega Drive. A su modo, una especie de predecesor de adaptador como el Super Game Boy Player que veríamos más adelante en SNES.
La verdad es que el cacharrín seguramente sólo tendría utilidad para aquellos jugadores fidelizados a la marca.

Línea de gama económica de juegos de Sega. A Nintendo le costó bastante lanzar una línea de este estilo (recordad aquellas cajas rojas de “precio especial” para algunos juegos de SNES, y los posteriores Player’s Choice que nacieron en Nintendo 64)

El Cerebro de la Bestia… lo tenía todo “súper”. La verdad es que en el plano técnico, las cosas como son: SNES se meaba claramente sobre Mega Drive (colorido, resolución, sonido -el procesador de Sony marcaba una tremenda diferencia-…)

Gran eslogan: “La SUPERioridad está en NINTENDO”.

Y como colofón, vídeo donde ponían a caer de un burro a Mega Drive (un tipo de publicidad que actualmente está prohibida) [minuto 6:30]:


Aún recuerdo esas peleas de patio de colegio discutiendo sobre qué máquina era mejor: que si Mega Drive porque tenía un Street Fighter de 24 megas, que si Mario Bros era para maricas, que si SNES no tenía lector de CD, que si los gráficos de Mega Drive eran de pena, que si el mando de la consola de Sega sólo tenía 3 botones… ¡qué tiempos aquellos!

Publicidad para Mega Man X y Mega Man 3, uno de los héroes más conocidos de Crapcom. La verdad es que nunca le he visto la gracia a este bicho cabezudo.

Moonwalker, reconocido juego del fallecido Michael Jackson, que actualmente ha incrementado su precio en el mercado de segunda mano por motivos obvios.
Jackson era aficionado a los videojuegos y sentía predilección por los sistemas Sega.

En esa fecha, Mortal Kombat llegaba a los sistemas domésticos por primera vez, no exento de polémica. La única versión de 16 bits que contenía sangre era la de Mega Drive, aunque a nivel técnico era un tanto pobre, mientras que la conversión para SNES disponía de un apartado gráfico superior, pero la sangre fue sustituida por sudor (y anda que no hubo rumores sobre cómo activar el modo gore en Super Nintendo, resultando todos falacias puras)

Mortal Kombat 2, considerado por muchos como el mejor capítulo de la saga, dio el salto a numerosos sistemas.

Mortal Kombat 3 fue considerado como el primer pinchazo de la saga, fundamentalmente por el cambio de ambientación, sus fatalities ridículos y ser un juego sin terminar (posteriormente, se lanzó la revisión Ultimate, que ya veis que esto de lanzar títulos actualizados no es algo nuevo)

Seguro que muchos recordáis este juego de lucha donde se enfrentaban en combates a muerte unos dinosaurios, con fatalities incluidos, en la línea de títulos como Mortal Kombat.


Honestamente, sin palabras.

Curioso plataformas protagonizado por Ren y Stimpy, aquellos alocados personajes que vivían surrealistas aventuras en aquella mítica serie animada.

Sonic 3 se acercaba y Sonic & Knuckles nos traía a casa la tecnología de “ensamblaje de cartucho”, que nos permitía jugar con el bicho rojo en niveles de los cartuchos de Sonic para Mega Drive.

Starwing, uno de los abanderados del chip FX para SNES, aunque también hay que mencionar títulos como el simpático Stunt Race FX (¿nadie sospecha del parecido entre sus coches y los de Cars?) o la versión de Doom para la 16 bits de Nintendo.

Publicidad para un conocido juego de puzzles, que vio la luz en varias plataformas.

Estábais en un error si creíais que los juegos de lucha libre experimentaron su boom en la generación actual. Si bien, es cierto que ahora en España es mucho más popular este espectáculo -fundamentalmente por la llegada de inmigrantes latinoamericanos, que sí tienen devoción por este show-, pero ya desde la época de SNES-MD era fácil encontrar títulos de este corte (incluso en la época del Amstrad)

Promocionaca de la revista Hobby Consolas. Curiosetes a la vista eran un rato, ahora, estos relojes tenían poca vida útil.

Wario se daba a conocer entre los nintenderos, exclusivamente en el terreno portátil. Tardaríamos años en ver en Europa un plataformas para sobremesa protagonizado por este orondo y avaricioso personaje, que actualmente es más bien conocido por sus adictivos Wario Ware.

Publicidad para Streets of Rage, el particular y exclusivo “yo contra el barrio” de Sega, cuyo máximo rival siempre fue la saga Final Fight en SNES (aunque en Mega-CD apareció una mítica conversión de la primera parte, el resto de entregas solo vieron la luz en la consola de Nintendo)

Super Metroid, uno de los grandes de SNES. Pasaron años hasta que Retro Studios maravilló al mundo con aquel clásico instantáneo que fue Metroid Prime para GameCube.

Otros clásicos de SNES: el magnífico recopilatorio de las aventuras de 8 bits de Mario Bros actualizadas a la época, y el colorido Super Mario World 2.

Street Fighter II aterrizó en Super Nintendo con una conversión muy lograda, además de mantener un control impecable gracias al mando de la consola.
Aún recuerdo estrenar mi consola con este juego junto a Super Mario World.

Sega no se quedó de brazos cruzados cuando Nintendo consiguió para su consola SFII: movieron ficha y lanzaron en Mega Drive el que, probablemente -junto con Street Fighter 3-, sea el mejor juego de la franquicia. Nuevos movimientos, mayor velocidad y la posibilidad de elegir a los cuatro Jefes Maestros (en SNES era imposible, por mucho que afirmaran lo contrario los bulos que circulaban, como el de terminarse el juego sin perder un round y en máxima dificultad…)
Además, presumían de que el cartucho tuviera 24 megas, cuando en realidad eran necesarios para que la consola pudiera correr el juego, ya que técnicamente era más limitada que SNES (la versión Turbo de la consola de Nintendo contó con 20 megas) A fin de cuentas, era una forma de comerle el coco a los críos.
Y eso sí, o tenías un mando de 6 botones o estabas jodido: si eras tan pringado de tener el de 3, para poder alternar entre puñetazos y patadas -y viceversa- tenías que presionar el botón start (en este aspecto, el mando de SNES se mostraba ampliamente superior al de MD)

SNES recibió más tarde la nueva revisión de Street Fighter, con la coletilla Turbo. Mejores gráficos, nuevos movimientos, mayor colorido… y por fin disponibles Balrog, Vega, Sagat y Mike Bison (aún recuerdo a tonticos del colegio llamándolo Mister Vision)

Se hizo de rogar, pero al fin los lloros de los usuarios de Game Boy fueron escuchados y recibieron su versión de Street Fighter 2 para la popular portátil. Eso sí, con sus limitaciones: Honda, Dhalsim y Vega se perdieron el torneo de bolsillo.

Super Street Fighter 2 fue la última versión de Street Fighter 2 que apareció en consolas de 16 bits (aunque SNES recibiría más adelante una lograda conversión de Street Fighter Alpha 2, tras cancelarse un port de Street Fighter The Movie)
Se redibujaron sprites (que ya era hora: en los anteriores juegos simplemente se limitaban a cambiar el color de personajes y escenarios), se incluyeron animaciones nuevas, otros tantos golpes especiales nuevos y debutaron cuatro nuevos personajes: Dee Jay, T. Hawk, Cammy y Fei Long.
La publicidad de Mega Drive volvía a presumir de megas en cartucho (40, frente a los 32 en SNES) para volver a comerle el coco a los críos. Además, la versión de la consola de Sega poseía un apartado sonoro espantoso, como aporte curioso, por muchos 40 megas que tuviera el cartucho.
Posteriormente, apareció otra revisión, la llamada Turbo, que incluía barra para súper movimiento y a Akuma como personaje oculto.

Todos recordamos este bodrio de adaptación del juego de Capcom, que, gracias a lo tremendamente chapucero, cutre y malo que era, se ganó su lugar entre las películas de serie B. No fuimos pocos los que salimos del cine con el culo torcido sin dar crédito a lo que acabábamos de ver en pantalla.
Más adelante, apareció un juego, con actores digitalizados a lo Mortal Kombat, para plataformas de 32 bits (SNES se libró del port), que era peor que la película: no te digo na y te lo digo to.

De momento, hasta aquí el volumen 3 de publicidad viejuna. Prometo volver con más.

Aquellos maravillosos años: publicidad viejuna, volumen 2

Vuelvo con una nueva entrega conmemorativa de publicidad viejuna. Esta vez, damos el salto a las consolas de 16 bits que tan buenos recuerdos nos traen a muchos (esas trifulcas de Super Nintendo vs MegaDrive… ¡qué tiempos aquellos!)


Weaponlord, juego editado por Namco (que años más tarde nos sorprendería, curiosamente, con Soul Edge), era un título de lucha uno contra una donde los combates se llevaban a cabo con armas, ofreciendo un nivel de violencia superior al de Mortal Kombat.

 

En aquella época, era muy común que compañías de chichinabo lanzaran tropecientos mil periféricos para las consolas de turno, y mención especial al caso de Game Boy.

 

Publicidad del increíble Art of Fighting para la poderosa Neo Geo, aquella máquina que permitía tener en casa los juegos de las recreativas de SNK. La capacidad del cartucho, para la época, era sorprendente.

 

Super Bomberman 3 fue el último juego del cabezudo personaje de Hudson que vimos para SNES en territorio pal, siendo el mejor de todos los que catamos por aquí (actualmente, una versión pal del juego, con caja e instrucciones, suele tener unos precios altos)

Publicidad navideña para la 16 bits de Sega, con meras menciones a los Sonic de Master System y Mega CD.

 


Uno de los juegos actualmente más buscados por coleccionistas para MegaDrive.

 

Nueva ronda de publicidad de Centro Mail, con esas novedades en SNES a 12.990 pesetas, periféricos absurdos (como un trozo de plástico para colocar cartuchos), mini sección de películas manga (Dragon Ball causaba furor en aquella época)….

 

La vieja NES ya estaba metida en el ataúd comercial y estaban colocando la tapa. SPACO se vio en la tesitura de emitir comunicados de este tipo para no dejar colgados a los usuarios de la consola de Nintendo.

 

Nintendo por fin llegaba a España.


Publicidad bestial del Club Nintendo incitando a los críos a llamar a sus números de pago para solicitar trucos para los juegos. Aún recuerdo cuando llamaba (a ver, era un inocente retoño, ahora soy un cabroncete veinteañero) para preguntar por un par de fatalities para Mortal Kombat y el señor que me atendía al otro lado del hilo telefónico únicamente me daba uno y me emplazaba a que llamara otra vez para poder darme el segundo. Qué tiempos…
También recuerdo las revistas que enviaban a casa gratuitamente, hasta que, con una absurda encuesta donde se nos preguntaba si queríamos seguir recibiendo una publicación gratuita, parece que alguien de arriba decidió cerrar el grifo. Eso sí, vídeos promocionales, pósters y pegatinas seguían llegando, incluso aquellas invitaciones para los Show Room que organizaban en Madrid. Lo dicho, qué tiempos.

 

Juegazo de la consola de Sega, y eso sí, jodido por momentos.

 

Curioso diario…

 

“No es CD, no son 32 bits… son 16 bits”. Recuerdo perfectamente la avalancha publicitaria que se dio a este juegazo de Rare, especialmente en televisión, y es que el verdadero rey de la selva no merecía menos.

 

La secuela de uno de los juegos más importantes de la Historia estaba en la calle, y esta vez el infierno era la propia Tierra.

 

Como mencionaba líneas más arriba, Dragon Ball hacía furor entre los jovenzuelos, existiendo multitud de merchandising y productos chorras que venían con algunos productos (los tazos de DBZ, figuras de goma, pósters…)
Los juegos eran algo complicados de encontrar, teniendo que tirar de importación y usar adaptadores que permitieran a Goku y compañía moverse en una consola pal. Finalmente, aunque en francés, llegaron juegos para nuestras 16 bits, acompañados de la publicidad de ahí arriba.

 


Publicidad de otro de los pesos pesados del catálogo de MegaDrive.

 

Si pensábais que el rollo este de abrumar al personal con sagas deportivas era un invento moderno, estáis en un craso error.

 

Eternal Champions, o en otras palabras, la versión de Sega de Mortal Kombat en exclusiva para MegaDrive (aunque posteriormente un port vitaminado llegó a Mega CD9

 

Uno de los mejores plataformas de la época, género bastante nutrido en aquella generación. Lástima que la lombriz haya caído en el pozo del olvido.

 

Publicidad de la secuela, algo sosuna, del mítico Final Fight. Llegó en exclusiva, al igual que la posterior y codiciada tercera entrega, para Super Nintendo. Haggar era el único personaje que retornaba del juego original, sumando al plantel dos nuevos fichajes: Maki (sustituyendo a Guy y con orígenes en Captain Commando) y Carlos Miyamoto (menudo guiño… se trataba de un tipo con unas pintas algo homosexuales y era el personaje más equilibrado)

 

La consola no era a color, pero a Nintendo se le ocurrió la idea de comercializarla con carcasas de distintas tonalidades. It was something.

 

“Que no te emplumen a blanco y negro”. La portátil de Sega esgrimía como principales bazas contra la Game Boy de Nintendo su pantalla a color y la posibilidad de ver la televisión en la propia consola. Era un cacharro un tanto aparatoso y recuerdo que el consumo de pilas era bastante caprichoso.

 


Illusion of Time, aquel famoso rpg de SNES, venía acompañado de un libro de pistas y llamaba la atención en las estanterías de las tiendas por el tamaño de su caja. Aún recuerdo la publicidad que enviaba el Club Nintendo.

 

Como decía líneas más arriba, los plataformas eran juegos muy populares y comunes en la era de los 1 bits, y muchas compañías probaban suerte a ver sir sonaba la flauta. El protagonista de Jelly Boy daba grima. MUCHA. Por Dios, ¿le sale una mano de la entrepierna?

 


Publicidad para uno de los mejores juegos de lucha de la Historia. Inicialmente planeado como uno de los abanderados de la futura Ultra 64, el juego terminó viendo la luz en arcades y en un port para SNES que salió bastante bien parado, teniendo en cuenta las limitaciones de la consola (incluso vino con la bso de regalo en un cd). Nintendo aburría un poco con el excesivo protagonismo que le daba a la palabra “futuro” en este tipo de publicidad.

 

Erbe se encargaba de distribuir juegos de Konami en nuestro país, tal y como atestigua esta imagen.

 

Mario se estrenó en el género de la velocidad y caló entre los jugadores: la prueba de ello es que no ha habido consola de Nintendo desde entonces que no haya recibido una entrega de esta franquicia. Llamadme bicho raro, pero a título personal, el mejor Mario Kart que he paladeado y que es mi favorito, es Double Dash.

 

Publicidad para Mega CD, aquel cacharrín que parece que se adelantó a su tiempo, a pesar de las claras ventajas del disco compacto frente al cartucho. Aún recuerdo los eternos rumores sobre la unidad de CD para SNES, que finalmente terminó siendo el génesis de PlayStation.

Y por hoy, esto es todo. Próximamente nueva entrega. Espero que lo hayáis disfrutado.

 

Aquellos maravillosos años: publicidad viejuna, volumen 1

Añorando los viejos tiempos, me puse a buscar publicidad de las revistas de videojuegos que solíamos comprar en los quioscos cuando éramos pequeños, y la verdad, que los recuerdos vuelven a aflorar viendo estos auncios que podíamos encontrar entre las páginas de revistas como Micromania, Super Juegos, Hobby Consolas…
Aquí os dejo el primer volumen recopilatorio (habrá más)
Haced click en las imágenes para agrandarlas.

Ocean: Viaja al Futuro. Futuraco, vamos.


Y habría alguien con huevos para comprarse el juego de Solo en Casa.

Publicidad de las versiones para pc de aquel juegazo de Sega, Altered Beast. Atentos al logo de antaño de Activision, con una bandera arcoiris muy underground/gayer.

Las míticas Game & Watch, ahora codiciados objetos de coleccionismo, fueron bastante populares hace unas décadas. Mi hermano tenía unas cuantas, pero el manazas siempre se las apañaba para destruirlas.

Publicidad minimalista para el mítico Final Fight para los ordenadores de la época.Fijáos en el logo de “la piratería es delito” -aún recuerdo a mi hermano grabando juegos de Amstrad copiando de cinta a cinta-, el logo de U.S. Gold, especialistas en conversiones desastrosas de juegos, y el logo de Erbe, una de las desarrolladoras y distribuidoras más importantes de los 80 en nuestro país (aún recuerdo el incendio en sus instalaciones en mi ciudad, Móstoles, donde se calcinaron 50000 consolas Super Nintendo y Game Boy, y los bulos del patio del colegio acerca de que Fulanito o Benganito sabían donde encontrar aquellos tesoros quemados, pero aún operativos)


Uno de los juegos más populares en su género. Mi hermano echaba tardes enteras jugando a Kick Off o al Emilio Butragueño:


Juegos picantones para los que pasaban de matar marcianitos.

Uno de los juegos más queridos y recordados de la añeja NES.

Anuncio de Spaco para publicitar la NES. Aún recuerdo la traumática versión televisiva del mismo:

Game Genie, un popular adaptador que permitía alterar el código del cartucho de juego que acopláramos, con el fin de obtener vidas ilimitadas o saltar de nivel. Fue bastante popular y se lanzaron, posteriormente, versiones para Super Nintendo y MegaDrive (aún me acuerdo de ir a buscar el de SNES a un Corte Inglés y volverme con las manos vacías)

Ninja Gaiden para Master System. Los acólitos que piensen que las aventuras de Hayabusha empezaron en Xbox están muy equivocados.

Durante la llamada época dorada del software español, era normal encontrar productos patrios homenajeando a célebres figuras del panorama del deporte.

Otro ejemplo más de la circunstancia que mencionaba. Ya sabemos todos cómo terminó este personaje.

Otro juegazo de la época.

Las niñas que aparecen en esta publicidad acojonan más que las Little Sisters.

Esta ilustración merece ser comentada: esa princesa que parece, siendo generosos, un putón de feria o un travesti, es más, hasta podría pasar por una muñeca hinchable de las baratas, esa planta carnívora que parece la del film de La Tienda de los Horrores… menudo cuadro.

Otro juegazo… de ninjas, y es que estaban muy de moda en aquellos años, incluso recordad aquellas películas de serie B de ninjas que pulularon tanto por la época.

Si pensábais que los juegos casuals o chorri juegos habían nacido gracias el fenómeno DS-Wii, estáis en un error.

Juegazo ultra adictivo de SNK. ¡La de horas que le eché en el viejo amstrad!

De momento esto es todo, pero tranquilos, que volveré con más material dentro de unos días para tratar de revivir viejos tiempos junto con vosotros.