Análisis de DriveClub

DriveClub

Una de las exclusivas más sonadas de PlayStation 4 al fin está entre nosotros. Y es que DriveClub se ha hecho de rogar desde que un primer instante nos lo mostraran como un juego que iba a acompañar a PS4 de la mano durante sus primeros pasos, hasta tenerlo, tras una espera de casi un año, en nuestras manos.

DriveClub se nos presenta con un envoltorio gráfico digno de quitarse el sombrero y que puede hacernos fantasear con cómo lucirán los títulos que llegarán en el futuro a la máquina de Sony. Pero aquí no todo son gráficos: el juego de Evolution Studios es, ante todo, competitividad, diversión y superación.

La componente social y los desafíos son la constante de DriveClub: empeñar horas en superar marcas, enviar el reto a un amigo -o a la comunidad en general-, esperar a ser batido y prolongar el pique es una mecánica que puede brindaros largas horas de juego durante semanas. De esta forma hemos pasado del clásico multijugador, bien a pantalla partida, como se hacía en antaño, o en clásicas parrillas online, a la competición en masa. DriveClub no es una carrera en solitario de ninguna de las maneras: ahí tenemos la posibilidad de formar clubes de hasta seis corredores con los que compartir la experiencia, subir puestos en la lista de clasificaciones y crear vínculos virtuales. La estructuración de menús ha sido diseñada para movernos con facilidad y consultar tablas de récords, estadísticas, perfiles, desafíos y otras tantas opciones que nos mantendrán perdidos en la comunidad del juego.

driveclub 0001

No obstante, si decidimos quemar el asfalto por nuestra cuenta, tenemos disponible el llamado modo Tour para un único jugador. Se compone de hasta 50 eventos que incluyen diversas pruebas cuya dificultad irá creciendo progresivamente, además de pasar de los vólidos más compactos, probar vehículos de alta gama, hasta llegar a pilotar máquinas de ensueño como los veloces deportivos de gran rendimiento. Pero vaya, pese a lo atractivo que pueda sonar en un primer momento, es cierto que puede que DriveClub peque de una falta de mayor variedad de pruebas: tenemos las clásicas carreras, retos de drifting y eventos contrarreloj.

driveclub 0002

En cuanto a la conducción, muy al estilo del clásico Metropolis Street Racer, el juego nos premia por realizar determinadas maniobras o conducir con cierta técnica: ponernos a rebufo, adelantamientos, conducir a máxima velocidad o hacer tramos limpios serán recompensados. Por el contrario, si no dominamos bien el volante, saliéndonos del trazado o chocándonos, seremos penalizados, de modo que debemos cuidar nuestra pericia al volante si queremos tener una carrera con un buen resultado. Pero no nos engañemos, DriveClub no es Gran Turismo, es más un título arcade, con una conducción algo dura en ciertos momentos, no hay configuración de vehículos, sistema de mejoras o daños mecánicos -aunque choquemos a más de 250 km/h contra un muro, tan solo veremos arañazos en la carrocería-.

driveclub 0003

Hablando de vehículos, DriveClub cuenta con unos 50 coches con los que recorrer un total de 55 pistas en 5 países distintos -Chile, Noruega, Escocia, India y Canadá-. Estas cifras irán incrementándose con nuevo contenido digital, tanto gratuito como de pago, que iré llegando progresivamente durante los meses venideros. Respecto a personalización, no hay grandes recursos al alcance del usuario: diseños desbloqueables, pintura, números e insignias. La verdad es que en este aspecto, y dado el carácter social del juego, esperaba mucho más.

driveclub 0005

A nivel gráfico nos encontramos ante uno de los programas que mejor lucen dentro del catálogo de PlayStation 4: basta con fijarse en el detalle del texturizado o contemplar las estampas que nos brindan los paisajes. La transición del día a la noche es otro de los momentos álgidos en términos visuales, con unos sorprendentes efectos de iluminación que podemos apreciar en los reflejos del sol en la carretera o en los propios faros de los coches. Una lástima que no se hayan integrado los efectos meteorológicos en esta versión final -en su alfa sí estaban presentes-. Las vistas disponibles son de hasta seis, incluyendo una interior que nos sitúa en el asiento del conductor, con un trabajo de recreación muy llamativo.

driveclub 0004

DriveClub es una de las más destacadas experiencias de conducción de la nueva generación de consolas. Evolution Studios ha cuidado mucho el aspecto visual del juego, tienen grandes planes para el contenido digital y es un primer gran paso en la dirección que deberían tomar los títulos que aspiran a la integración social en el núcleo del programa. Es cierto que se echan en falta más opciones de personalización, modos de juego, un control algo más pulido, efectos meteorológicos y más innovación en las interacciones sociales, pero DriveClub es un juego que puede daros diversión durante largas semanas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s