Videojuegos, asesinatos y otras cafradas

videojuegos asesinatos

No, no penséis que se me ha terminado de ir la olla, para nada, diría que aún falta mucho para eso y espero que sea espectacular cuando llegue el día ¿Cómo iba yo a estigmatizar los videojuegos? Ya tenemos a personajes como Josué Yrion para alegrarnos la existencia con su verborrea desenfrenada aderezada con sandeces titánicas la mar de cómicas.

En este nuevo reportaje voy a recopilar ciertos casos de crímenes -algunos bastante impactantes y otros hasta ridículos- de entre los más llamativos que han acontecido en los últimos años y que han tenido los videojuegos como teórico causante o detonante de la fatalidad en cuestión. Let’s go.

andreu coll tur francisco abas

El primer caso nos sitúa en España, concretamente en Alaro, Mallorca. Andreu Coll Tur, de 19 años y a la izquierda de la imagen, tenía una vida muy cómoda, proporcionada por su padre, un empresario. Sin embargo, no todo era paz y armonía en el hogar de los Coll, ya que, pese a no faltarle de nada, Andreu aseguraba que su padre lo vejaba constantemente. El jovenzuelo, muy aficionado a los videojuegos, especialmente a Call of Duty y Dead Rising 2 -parece ser que se metía en el cuerpo sesiones de 7 horas diarias o incluso hasta 12 en los fines de semana-, conoció a otro de 21 años, Francisco Abas, por medio del juego online, con el que confraternizó enseguida. Los dos compartieron intimidades, incluso se masturbaban por webcam juntos y llegaron a dormir en la misma cama en casa de Andreu -aunque este asegura que, al contrario que su cómplice, es heterosexual, mientras que Franciso alegó estar enamorado de su amigo y sentirse usado tras el crimen-.

Juntos, planearon el asesinato del empresario, y recrearon el arma que pensaron adecuada para el crimen: un bate de béisbol con clavos, inspirándose en una de las herramientas más típicas de Dead Rising 2. Pero la cosa quedó muy lejos de ser un refinado trabajo del Agente 47, ya que requirieron de dos intentos. En el primero, introdujeron sendas cantidades de Dormidina en un dulce que injeriría el padre, con la intención de dejarle sedado. Andreu no se atrevió a dar el primer golpe, recayendo esta labor sobre Francisco, al que, un instante antes, le dijo que le quería. El empresario se despertó y no pudieron rematar la faena y el hombre se tragó el cuento de que unos ladrones accedieron a la casa para intentar robar y que le habían golpeado en la cabeza. Fue en la madrugada del 30 de junio de 2013 cuando pudieron perpetrar el crimen, acabando con la vida del padre de Andreu a garrotazos, pese a la resistencia que este impuso. Tras matarle, se gastaron 500 euros en comida y en comprar un videojuego. Actualmente cumplen prisión y los forenses psiquiátricos determinaron que no padecían ningún trastorno: sabían diferenciar perfectamente entre lo real y lo virtual.

 

daniel petric

Daniel Petric, a la edad de 16 años, sufrió una infección que lo mantuvo en casa enfermo. Anteriormente, tuvo una severa discusión con sus padres por la prohibición de comprarse el juego Halo 3, franquicia que jamás había caído en sus manos y que solo pudo disfrutar en casa de un amigo. Los padres de ambos chicos decidieron que el contenido de Halo 3 era demasiado violento para los mochuelos, de modo que el Jefe Maestro quedó desterrado de esos hogares para siempre. O eso pensaron, pues Daniel, pese a su estado de salud, consiguió escabullirse de casa para comprar el juego y dedicarle sesiones maratonianas de hasta 18 horas sin descanso. Los progenitores se dieron cuenta de la trastada del chico y le requisaron el juego, el cual guardaron en una caja fuerte junto con una pistola Taurus PT-92 de 9 mm.

Una semana después, el 20 de octubre de 2007, Daniel logró abrir la caja fuerte al llegar a su poder la clave de acceso. Se hizo con la pistola y se dirigió a sus padres, a los cuales les dijo que tenía una sorpresa para ellos y que debían cerrar los ojos. La madre de Daniel recibió impactos de bala en la cabeza, torso y brazos, mientras que su padre salvó milagrosamente la vida pese al disparo en el cráneo. Tras esto, Daniel colocó el arma sobre su padre, al que daba por muerto, con la inocente intención de que aquello pareciera un suicidio frente a la policía científica. Minutos más tarde, la hermana de Daniel y su marido llegaron al domicilio, donde el asesino les dijo que sus padres habían tenido una pelea. La hermana accedió al interior y se dio cuenta de lo ocurrido; llamó a la policía y Daniel trató de huir en la camioneta de su padre -ojo, con el juego de Halo 3 en el asiento del copiloto-, pero los agentes del orden le detuvieron mientras gritaba que su padre había matado a su madre. Su abogado alegó que su estado de salud y las largas horas dedicadas al juego le hicieron perder el juicio. Actualmente cumple cadena perpetua con revisión de condena prevista para el 2031.

 

devin_moore

 

Devin Moore fue condenado en 2005 por el asesinato de 3 agentes de policía dos años antes, mientras era detenido por el robo de un coche. Devin se las ingenió para conseguir el arma del calibre 45 de uno de los oficiales y mató a tres policías antes de huir de la comisaría en un coche patrulla que robó allí mismo. Moore se había graduado recientemente en el instituto, nunca fue una persona problemática e incluso se había alistado en las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos. Al parecer, esta conducta vendría condicionada por jugar a Grand Theft Auto: Vice City.

Moore, a la hora de ser detenido, dijo “la vida es un videojuego. Todo el mundo tiene que morir en algún momento“. En uno de los interrogatorios alegó que tenía pánico por ingresar en la cárcel y que por eso disparó a los agentes. En su juicio se declaró inocente y el abogado defensor sostuvo que Devin padeció de un trastorno de estrés postraumático, incluso se esgrimieron abusos y maltratos de la infancia para justificar aquel comportamiento. Pese a los recursos presentados a la Corte de lo Penal de Alabama, fue ejecutado mediante inyección letal el 9 de octubre de 2005.

 

lexandra_tobias

Alexandra V. Tobias, por entonces de 22 años de edad, estaba enganchada a la cutrez de Farmville, ya sabéis, ese juego de Facebook con el que te atormentaban algunas veces con invitaciones para jugar. Alexandra era madre de un bebé de tan solo 3 meses de edad que, como pasa como muchos críos de esa edad, solía dar bastante guerra con sus lloriqueos.

Un día, mientras Alexandra trataba de disfrutar de su sesión a Farmville, el pequeño no paraba de llorar, impidiendo que su madre se concentrara en la compleja tarea que la ocupaba. En un ataque de ira, Alexandra agarró con fuerza a su hijo y lo sacudió violentamente hasta causarle la muerte. Tras ello, se fumó un cigarro, para “tratar de recobrar la compostura”. Fue sentenciada culpable de asesinato en segundo grado y cumplirá 50 años de prisión.

 

darrius-johnson-monica-gooden-florida

Monica Gooden, la muchacha a la derecha de la foto y que contaba con tan solo 20 años de edad, fue asesinada por su novio, Darrius Johnson, tras ser golpeada repetidas veces en la cabeza con una Xbox 360 y quedar inconsciente, para, posteriormente, recibir numerosas cuchilladas en la espalda, barbilla, cuello y estómago.

Según el asesino, acabó con la vida de la joven porque tenía el control de su espíritu y que además sabía que necesitaba sacrificar a alguien del signo astrológico de Tauro -anteriormente, planeó asesinar a su propio abuelo, del mismo signo y gravemente enfermo-. Rematamos los detalles escabrosos con que Johnson aseguró que cuando asesinó a su novia en realidad estaba luchando contra un dragón -vamos, que se nota que en esa cabecita no había nadie al volante-.

 

berzerk_arcade

Dos adolescentes de los años 80, Jeff Dailey y Peter Burkowski, de 18 y 19 años respectivamente, eran aficionados a Berzerk. Ciertamente, estaban obsesionados con el juego y con romper récords en el mismo, dedicándoles intensivas horas de entrenamiento. Y la fatalidad llegó en 1981, cuando Jeff Dailey murió de un ataque al corazón al alcanzar su marcador la curiosa cifra de 16.660 puntos. El destino se cebó igualmente con Peter Burkowski, quien consiguió dos nuevos récords y murió fulminado de la misma manera.

Se dice que era probable que estos adolescentes tuvieran algún tipo de problema cardíaco que desconocían, pero la adicción es una enfermedad muy peligrosa que puede llevar a las personas a descuidar aspectos vitales de su propia vida: recordemos que ya hemos tenido casos de jugadores muertos por agotamiento físico, como el del surcoreano Lee Seung Seop, que falleció en 2005 tras una sesión de 50 horas sin descanso a Starcraft, o el del británico Chris Staniforth, de 20 años, muerto por una trombosis venosa causada por jugar más de 12 horas a su Xbox 360.

 

 

Tyrone

Tyrone Spellman era un tipo que dedicaba hasta siete horas diarias para jugar a la consola. En septiembre de 2006, mató a su hija, de 17 meses de edad, tras tropezar esta con los cables de la máquina. Encolerizado, Spellman fracturó el cráneo de la pequeña por distintas zonas, mientras la madre descansaba, ajena a la tragedia, en su dormitorio. Además, la autopsia del cuerpo de la niña reveló que tenía un brazo roto, algo de lo que inexplicablemente los propios servicios sociales no se percataron al visitar el domicilio justamente unos días antes. Spellman tendrá que sobrevivir a 47 años de cárcel.

 

wow-logo

Zhang Xinil, de solo 13 años de edad, se suicidó arrojándose al vacío desde un vigésimo cuarto piso, tras jugar 36 horas sin parar a World of Warcraft y para seguir a sus héroes hasta “más allá de los mares“. Sus padres consideraron que la distribuidora del juego era responsable de la muerte de su hijo, por lo que la reclamaron una indemnización de 12.500 dólares.

 

 

 

nintendo-wii-console

Como reza el dicho, hay amores que matan. Y este fue el caso de Jennifer Strange, una mujer de 28 años de edad y madre de tres niños de California. Sus  hijos estaban deseando tener la consola de moda del momento, una Wii, y Jennifer encontró la oportunidad perfecta para luchar por conseguir el ansiado cachivache para su prole. O eso pensó. En 2007, el emisora de radio KDND propuso lo que parecía una inocente competición llamada ingeniosamente “Hold your Wee for a Wii” -algo como “aguanta tu pis por una Wii”-, cuyo gran premio sería la ansiada consola de Nintendo.

Los participantes debían ingerir agua en abusivas cantidades y aguantar sin acudir al baño. Jennifer bebió tal cantidad que murió por una intoxicación por agua. Suena paradójico que elemento que da la vida pueda envenenar a una persona, pero una gran cantidad de agua en el cuerpo puede producir un desequilibrio electrolítico muy grave en el cerebro. Para colmo, Jennifer ni siquiera resultó ser la vencedora, y todos los empleados de la emisora involucrados en el concurso fueron despedidos. La verdad es que es una historia muy triste.

 

tibia-game-rol

 

Este crimen también resultó muy grotesco en su día. Ocurrió en Brasil y el motivo de la disputa tenía al juego Tibia en el centro de la diana. Los protagonistas de esta macabra tragedia fueron Gabriel Kuhn, de 12 años de edad, y Daniel Petry de 16, amigos, vecinos y jugadores asiduos de Tibia. Un día, Gabriel le pidió a Daniel que le prestara 20.000 créditos para el juego. Daniel aceptó y confió en su amigo, bajo la promesa de que se los devolvería en el futuro. Sin embargo, Gabriel no cumplió con su palabra e incluso llegó incluso a bloquear a Daniel en su lista de amigos.

Colérico, Daniel acudió a casa de su antiguo amigo y, cuando este abrió la puerta, pelearon hasta que Gabriel pareció haber sucumbido a una muerte por estrangulamiento. Posteriormente, Daniel decide esconder el cuerpo en el ático de la vivienda, pero el cuerpo de Gabriel pesa demasiado para él, de modo que se le pasa por la cabeza hacerlo pedazos con una sierra de mano. Cuando empezó a cercenar las piernas, Gabriel volvió en sí, pero eso no impidió que el asesino siguiera amputando las extremidades inferiores hasta causarle la muerte por una hemorragia masiva y el shock. Nuevamente, Daniel intentó elevar el cuerpo con un cable, pero seguía siendo pesado para él, de modo que desistió y se marchó a su casa con toda la tranquilidad de mundo. Fue la madre del pequeño quien encontró a su hijo descuartizado en casa y la policía no tardó mucho en arrestar a Daniel, quien confesó el crimen. Posteriormente, la autopsia del cadáver reveló que había sido penetrado analmente por el asesino, que negaba ser homosexual. Al parecer, la condena por este crimen fue tan solo de 3 años, ya que se alegó locura transitoria.

 

 

Manhunt

Manhunt es un popular juego de Rockstar con un estilo snuff y con un alto contenido en violencia explícita, es más, diría que es el juego más visceral de los creadores de Grand Theft Auto. En 2004 tuvo lugar un incidente que sacudió a la opinión pública británica. Warren Leblanc, un adolescente de 17 años, asesinó en un parque de Leicester a Stefan Pakeerah, de 14, con un cuchillo y un martillo. La madre de la víctima señaló al videojuego de Rockstar como una posible explicación para el brutal crimen, ya que al parecer Leblanc estaba obsesionado con él, incluso el padre declaró que “la forma como Warren cometió el asesinato es tal y como lo plantea el juego: matar gente usando armas como martillos y cuchillos“. El caso fue tan mediático, que algunas tiendas decidieron retirar el juego de sus estanterías.

 

 

chinorri in jail

 

Una pareja de chinos fue detenida el pasado mes de julio, acusada de vender a sus dos hijos a traficantes de niños, para así obtener dinero con que poder costearse videojuegos y compras de contenido adicional para los que habituaban a jugar, todos online. La pareja era adicta y no dudaron en vender a sus propios retoños, siendo uno de los abuelos quien se enteró de la situación y la denunció ante la justicia. Estos irresponsables padres fueron detenidos y condenados por tráfico de niños, un delito muy grave dentro del régimen chino.

 

 

rabadan katana

 

El caso de José Rabadán, también conocido como el asesino de la katana, fue muy mediático en toda España y en parte del extranjero. Por entonces, allá en el año 2000, Rabadán era un joven de 16 años aparentemente normal. Sin embargo, el 31 de marzo de aquel año, empuñó una espada samurai con la que mató a sus padres y a su hermana de 11 años y con síndrome de Down.

Según la policía, Rabadán confesó que la matanza fue inspirada por Final Fantasy VIII, un juego con el que el asesino estaba obsesionado hasta el punto de llevar el mismo corte de pelo que el protagonista del programa. Aunque las inquietudes del muchacho eran un tanto peculiares: en pesquisas realizadas al domicilio, también se encontraron libros de corte satánico en el dormitorio de Rabadán. La verdad es que quienes estamos empapados de videojuegos, seguimos sin ver un claro nexo de conexión entre el juego de Square y el asesinato. Algunas fuentes afirmaron que Rabadán lo hizo por placer y experimentar lo que es matar a otro ser humano, incluso se habla de venganza por maltratos y que el asesinato decidió la muerte de su hermana enferma porque “no iba a tener oportunidades”. Por entonces, en su sentencia se estableció que sufría “una psicosis epiléptica idiopática”  que le llevó a cometer el crimen. En cualquier caso, y tras la revisión de la ley del menor en España, Rabadán cumplió una condena de tan solo siete años, nueve meses y un día por este triple asesinato.

 

 

 

splinter_cell_conviction

 

A veces, el márketing viral puede ser algo peligroso. La compañía Monaco Corp., represetante de Ubisoft en Nueva Zelanda, tuvo una explosiva idea para promocionar hace unos años el juego Splinter Cell Conviction. A alguien del departamente de márketing le pareció increíble poner a un actor caracterizado de Sam Fisher corriendo por las calles de Auckland, armado con una pistola simulada y apuntando a los viandantes.

Evidentemente, la policía recibió numerosas llamadas sobre un chalado que marchaba por la vía pública como si lo estuvieran persiguiendo, portando un arma y asustando a todo hijo de vecino, que se refugiaba allá donde podía. La policía lo redujo sin problemas y detuvieron al falso espía de la NSA. Posteriormente, Monaco Corp. pidió disculpas por el numerito, asegurando simplemente que “el marketing salió mal”.

 

 

burnout 2 point of impact

 

En 2002 se estrenó esta magnífica secuela de Burnout y Acclaim tuvo una temerosa ocurrencia para promocionar su juego: la compañía estaba dispuesta a pagar las multas por exceso de velocidad que los conductores británicos recibieran el día de lanzamiento del esperado título de conducción. Evidentemente, el Ministerio de Transporte británico no tardó en responder a esta imprudente incitación a la desobediencia del código de circulación: “básicamente, están animando a la gente a pisar el acelerador y a incumplir la ley. Espero por su bien que nadie acabe atropellando a un niño”. Desde Acclaim trataron de quitarle hierro al asunto afirmando que no deseaban que la gente rompiera los límites de la velocidad, sino tan solo “aliviar un poco el bolsillo” de sus clientes.

 

 

Turok_evolution

 

Y seguimos con Acclaim. A los publicistas se les ocurrió algo que llamaron identity márketing, que consistía en que unas personas asumían el nombre de un producto. De esta guisa, Acclaim buscó a 5 sujetos del Reino Unido que estuvieran dispuestos a cambiar su nombre por el de Turok, siendo una de las ideas que parieron para promocionar el nefasto Turok Evolution. Los seleccionados recibieron, además de su nuevo nombre, 500 libras esterlinas y todos los juegos lanzados de la saga Turok en aquel entonces.

 

 

Yo entiendo que puedes tener ganas por jugar a algún juego que lleves muchísimo tiempo esperando, pero otra cosa es urdir un plan como el de estos tres tipos de Staten Island para comprar sus copias de Grand Theft Auto V. No se les ha ocurrido otra cosa que, para evitar hacer cola en la tienda de turno, hacerse pasar por policías.

El plan iba sobre sobre ruedas, sus uniformes dieron el pego, bastó con lucir las placas que llevaban, coger cada uno su copia del juego y marcharse en el coche de policía que habían conseguido en una subasta y que hasta lo habían equipado con luces y sirenas. El problema vino cuando cometieron una infracción de tráfico y un verdadero agente de paisano los sorprendió, desmontando toda la farsa. Si son declarados culpables, pueden pasar hasta un año en la cárcel: eso sí que va a ser toda una experiencia GTA.

 

 

hunk arrested

 

Muchas veces nos quejamos de lo cutroncios que son algunos cosplays, mientras que los más conseguidos y que reciben las mayores alabanzas, pueden traer verdaderos quebraderos de cabeza a aquellos que los visten. Este fue el caso de Jay, fan de Resident Evil que iba disfrazado como el agente especial Hunk.

El traje estaba tan conseguido que llegó a alertar a las autoridades locales, que recibieron el aviso de que un hombre enmascarado, portando un maletín y una metralleta entró en una tienda. Al salir de la misma, Jay se vio sorprendido por hasta una docena de coches patrullas y policías apuntándole -esto solo pasa en EE.UU.-. La policía, al parecer, no sabía que estaba teniendo lugar un evento cosplayer en Seattle. Menos mal que no les dio por primero disparar y después preguntar.

 

 

 

viejo verde

 

En Japón, un maestro de 59 años fue arrestrado por usar la cámara de su PSP para sacar fotos de la minifalda de una joven de 19 años en la línea de tren Nagoya-Kintetsu. Aquí el abuelo quizás se llevaría un reproche, pero en el país nipón esta conducta es delictiva y la legislación anti acoso es tan dura que te puede llevar a la cárcel. Curioso, sobre todo viendo la obsesión de los japoneses con el sexo.

 

 

Tras perder una partida de Call of Duty, donde estaba enzarzado con un mismo usuario, un jugador, cuya identidad no ha sido aclarada aún, consiguió averiguar la IP de aquel molesto rival de 17 años, obtener la dirección física de su casa y tener la genialidad de llamar a la policía dando el siguiente aviso: “Acabo de matar a mi madre y voy a disparar a más personas“.

Inmediatamente y con urgencia -y más con lo chalados que están por esas latitudes-, se puso en marcha un amplio dispositivo para cercar la casa de Rafael Castillo, que aún permanecía ajeno a todo este follón. Cuando las fuerzas especiales acudieron al domicilio del supuesto asesino, se encontraron con que el chaval estaba aún dándole al Call of Duty, su madre cocinando y su hermano pequeño acababa de llegar a casa. Todo el despliegue policial, que movilizó a varios coches patrulla, helicópteros, 60 agentes -incluidos operativos SWAT- y el corte de carreteras, respondió a una simple pataleta.

 

Y hasta aquí las historias truculentas, pero no he dicho aún mis últimas palabras. Como vemos, todos estos casos siempre han sido sacados de contexto y ensalzados por el amarillismo de la prensa, buscando en los videojuegos un culpable inexistente. Las adicciones son perjudiciales, qué duda cabe, bien sea a los videojuegos, al abuso de sustancias o a hábitos nada salubres -incluso algunos saludables, llevados al extremo, pueden ser peligrosos-. Por medio del reportaje habréis podido observar que el nexo que se estableció desde los medios entre estos terribles sucesos y el mundo de los videojuegos resulta un tanto frágil, pues siempre han subyacido causas y desencadenantes igualmente desafortunados y que son los verdaderos culpables de aquellas desgracias: enfermedades, abusos, venganzas o maltratos han estado presentes en el entorno de estos sonados casos.

Así pues, pese a lo que puedan pensar los sectores más duros con el sector, los videojuegos no deben ser considerados un mal o el causante de tantas desgracias. Justamente, está en la mano de jugadores, padres y educadores saber dar la dosis y el valor adecuado para disfrutar de lo que es esto, un hobby, que por cierto, y también echando mano de estudios empíricos, llega a incrementar la agudeza visual de sus usuarios -se habla de hasta un 20% en gamers que habitúan a jugar a juegos de acción-, mejoran su memoria -se comprobó que los niños aficionados a Pokémon poseían una capacidad de retención mayor al ser capaces de memorizar cientos de nombres y características de los personajes- y hasta los hace más propensos a socializarse con otros individuos -ampliando círculos de amistades y consolidando vida familiar-.

 

Anuncios

Un pensamiento en “Videojuegos, asesinatos y otras cafradas”

  1. Este es el ejemplo de la delgada línea que separa la diversión de la obsesión.
    Los videojuegos fueron creados para el entretenimiento, pero los avances, el marketing, las tendencias sociales y las posibilidades de socialización a través de estos han hecho que estas criaturas tecnológicas se conviertan en objetivos de vida.
    Menudo peligro jajaja menos mal que del supermario kart no paso xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s