Capcom podría estar en la cuerda floja

Capcom

 

En una recientísima reunión de inversores de Capcom, se ha dejado la puerta abierta a la posibilidad de que la compañía pudiera ser vendida al mejor postor. Anteriormente, existía un estatuto que bloqueaba esta opción, pero tras una votación del accionariado, donde no se alcanzó el mínimo de votos y consenso para seguir manteniendo esta política, se abre un nuevo escenario para la histórica nipona.

Ya a finales del año pasado saltó la alarma cuando se conoció el estatus financiero de Capcom, a quien tan solo le quedaban 152 millones de dólares en un depósito bancario. Entretanto, ayer mismo, el repelente Yoshinori Ono renunció a su puesto de director de Capcom Vancouver, donde se han elaborado los últimos Dead Rising, y no parece muy claro que el encargado de colarnos cuatro versiones de Street Fighter IV vaya a seguir en el seno de la compañía, pese al valor que parece tener el tío ridículo para Capcom.

Parece ser que los accionistas se han hartado y ven que la compañía es incapaz de lograr incrementar su valor. Y es que viendo la forma en que han destrozado sus propias sagas, no es de extrañar: solo les falta sacar un Street Fighter X Angry Birds -con cuatro revisiones y trajes descargables, por supuesto-, encargar a Gameloft el próximo Lost Planet o ceder los derechos de Resident Evil a Uwe Boll. Ya comienzan a barajarse quinielas sobre el futuro de la compañía: algunos esperan que Microsoft mueva ficha, bien adquiriendo la saga Dead Rising -puede que de ahí la salida de Ono de la división de Vancouver– o hasta se fantasea con que podrían comprar Capcom para garantizarse una posición ventajosa en el mercado japonés -cuando el más importante es el estadounidense, pero bueno, aunque ya hasta hay peticiones al respecto-.

Como vemos, la industria japonesa no está pasando por su mejor momento, y otras que también están en el ojo del huracán son Square Enix y Konami, especialmente esta última, donde sus beneficios han ido tras cada año fiscal hasta un 50% en los dos últimos ejercicios, lo cual es terriblemente preocupante y parece que se van a jugar todo a una carta: Metal Gear Solid V: The Phantom Pain -de ahí que vaya a salir en multitud de plataformas-.

Recordemos que Hudson fue absorbida y disuelta por Konami, que Atlus se integró con Sega Sammy, que Sony está en un duro proceso de reestructuración, que Microsoft está siempre mosca con su división de Xbox y que, paradójicamente, la única que se ha llevado una alegría estos días ha sido Nintendo al ver disparado el interés por su Wii U, la cual parecía condenada a ser la nueva Dreamcast: actualmente, la consola se sitúa en segunda posición en ventas, por delante de Xbox One, aunque maticemos que ya llevaba un año antes en el mercado. Tiempos difíciles para todos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s