Retroview Mace: The Dark Age

Mace: The Dark Age
¿Qué ocurriría si mezcláramos SoulBlade con Mortal Kombat? La respuesta se materializó en Mace: The Dark Age, un juego arcade 3D donde unos imponentes luchadores se enfrentaban entre sí demostrando su maestría en el manejo de la espada, daga, hacha o mangual, en grandes escenarios interactivos y con la posibilidad de castigar al rival con la pena máxima.

Algunos dirán que esta idea de enfrentamientos sin cuartel a espadazos ya se manifestó previamente en otros títulos, pero quiero reparar en el referente más inmediato que se me ocurre: Weaponlord, un oscuro título donde unos bárbaros guerreros se enzarzaban en sanguinolentos combates y que vio la luz en 1995 en Super Nintendo y Mega Drive -aunque la versión para la consola de Sega no cruzó el charco hasta el viejo continente-. Fue un programa elaborado por Visual Concepts -firmaron títulos como el simpático Clay Fighter y su secuela en los dorados 16 bits- y, atención, publicado por Namco, quien lanzaría ese mismo año en los recreativos el primer juego de lucha 3D basado enteramente en armas: Soul Edge.

Soul Edge arcade flayer

Mace: The Dark Age debutó en los salones recreativos en 1996 de la mano de Midway, una histórica compañía de los arcades, quien ya había lanzado previamente su ensayo de Mortal Kombat en tres dimensiones con el casposo War Gods (1995), teniendo que esperar hasta 1997 para poder ver el primer torneo mortal poligonal. Mace: The Dark Age cobró vida por medio de una tarjeta 3Dfx Voodoo, la misma tecnología que hizo posible San Francisco Rush, lo que le permitió presumir de un imponente apartado gráfico para la época.

Mace: The Dark Age

Sin embargo, contener aquella bestia gráfica y darle cabida en las consolas domésticas fue todo un quebradero de cabeza. Inicialmente, se esperaba que Mace: The Dark Age llegará a los dos sistemas de moda de por entonces, la incomprendida Nintendo 64 y el éxito sin precedentes que era PlayStation. La máquina de Nintendo pudo albergar prácticamente todo el contenido del arcade -tan solo hubo que sacrificar un par de escenarios ocultos, Machu Picchu y una pista de San Francisco Rush-, pero evidentemente los recortes gráficos fueron inevitables, además de tener que rebajar la calidad del audio -uno de los problemas más frecuentes de N64 durante sus primeros compases-. PlayStation tuvo peor suerte y no recibió el port del juego, pese a haber sido anunciado junto con el de Nintendo 64 -aunque sí que tuvo sus versiones de War Gods o B.I.O. Freaks, otros títulos de lucha 3D lanzados por Midway en aquella época-.

Mace: The Dark Age

La primera vez que tuve constancia de la existencia de este juego fue por medio de la revista Nintendo Acción, donde se le dedicaba un par de páginas en uno de sus números, resaltando, sobre todo, las bondades técnicas del programa -y es que por aquellos años, no era habitual que el hogar promedio tuviera una conexión a internet y se pudiera acceder a la información con la rapidez y sencillez de a día de hoy: para estar al día, tenías que tirar de este tipo de publicaciones y filtrar las habladurías del boca a boca-. Me llamó poderosamente la atención la ilustración de uno de los personajes del juego –Lord Deimos, y la misma que se ve en los flyers-, además del aspecto oscuro y crudo del juego, pero vaya, si alguien llamaba la atención por aquellos años por contenido visceral era, sin duda, Mortal Kombat, cuya cuarta parte esperaba como agua de mayo, por lo que injustamente no le dediqué a Mace toda la atención que merecía.

Mace: The Dark Age

Como ya os contaba y es bien sabido por todos, la consola más popular en esa generación fue PlayStation, por lo que resultaba muy sencillo encontrar videoclubs donde poder alquilar juegos para este sistema -además que mucha gente rentaba para poder luego hacerse su copia casera-. Este no era el caso de Nintendo 64: para poder alquilar cartuchos tenía que desplazarme casi hasta la otra punta de mi ciudad, a un videoclub que se llamaba Ávila -posteriormente reconvertido en Boom Vídeo y desconozco si sigue sin echar el cierre- donde se podían encontrar todas las novedades para Nintendo 64 -y PlayStation– en alquiler -más tarde, Centro Mail Móstoles se animaría a implementar este servicio, aunque ni por asomo ofrecía una cantidad de juegos en alquiler que se acercara a los de aquel videoclub de barrio-.

Mace: The Dark Age

El primer contacto con el cartucho de Nintendo 64 me entusiasmó más de la cuenta. Ya había probado anteriormente War Gods, pero era un título que no despertó mucho interés en mí y que no podía aspirar más que a alquiler de un fin de semana, sin embargo, este Mace: The Dark Age me encandiló: personajes enormes, escenarios interactivos, gore, estética oscura… Aunque también había que sumar que el género de la lucha estaba un tanto huérfano en la 64 bits de Nintendo: para haceros una idea, por ejemplo, no se lanzó ni un solo Street Fighter para N64 -y eso que la relación entre la gran N y Capcom en la era de SNES fue idílica: Street Fighter II vendió 6,3 millones de cartuchos, la revisión Turbo colocó 4,1 y hasta se lanzaron secuelas exclusivas de Final Fight para el Cerebro de la Bestia, entre otros tantos títulos- . Es cierto que no faltaron juegos de lucha, pero no se llegó, ni por asomo, a equiparar catálogo con PlayStation, aunque todos recordamos títulos como Killer Instinct Gold, Fighter’s Destiny o Rakuga Kids. Volviendo con Mace, el vicio con el juego fue tal, que no pude resistirme a comprarlo, y si no me falla la memoria, fueron 4.500 pesetas de entonces -lo que vendrían a ser 27 euros actuales sin deflactar-.

Mace: The Dark Age N64

Dejando de lado la presentación en caja de cartón -algo que siempre he detestado en los juegos de Nintendo-, siempre recuerdo el manual de este cartucho, de un grosor considerable y en diversos idiomas, que contiene todas las biografías de los personajes, acompañadas de los comandos para los movimientos especiales, fatalidad -aparece así tal cual-, estadísticas de combate, algunos combos básicos y unas ilustraciones , como hechas a lápiz, que me gustaron bastante:

Mace: The Dark Age manual

La trama del juego nos sitúa en un mundo despiadado y plagado de sufrimiento, en el que durante siglos, el continente europeo y los países del norte de África se han visto sometidos a un período virulento de epidemias y guerras, que se ha cobrado la vida de innumerables víctimas. La cuna de la civilización, en su día llena de promesas y esperanza para el progreso de la humanidad, se ha convertido en un pozo de desesperación. Muchos de los reinos más poderosos han sido destruidos pero unos pocos han conseguido sobrevivir y fortalecerse. Estos reinos constituyen el Convenio de los Siete, una alianza entre los nobles y Asmodeus, un brujo nigromante que posee la Maza de Tanis, un artefacto que irradia energía necropótica y los que la usan pueden disfrutar de un vasto poder y vida eterna. Sin embargo, este poder inmenso tiene su precio: Asmodeus necesita alimentarse de la desesperación, la enfermedad, la pobreza y la muerte de los demás, por lo que otorga a los Siete, en dosis limitadas, el poder que necesitan y anhelan, a cambio, ellos agrandan sus reinos por medio de las batallas más sangrientas y no tienen reparos en atormentar a sus siervos.

Asmodeus Mace The Dark AgePero Europa está demasiado desolada ya para satisfacer el voraz apetito de Asmodeus, quien ha puesto su mirada sobre hacia Oriente, donde espera encontrar nuevos nobles a los que seducir con su promesa del poder de las tinieblas. Sin embargo, ha tenido lugar una revolución. Los Siete, incapaces de contener la adicción al poder de la Maza de Tanis, han enviado cada uno el mejor de sus guerreros para que mate a Asmodeus y arrebate de sus garras la codiciada reliquia. Los líderes del este se han dado cuenta del plan Asmodeus y se han sumado a la empresa de acabar con su corrompida existencia. Los herederos de los reinos extintos quieren vengarse de Asmodeus y del Convenio de los Siete. Todos lucharán despiadadamente por una obsesión común: la Maza de Tanis.

De entre el elenco de personajes, había un puñado que resultaba un tanto cliché -el verdugo, el señor feudal con su imponente armadura, el mercenario, el ágil samurai…-, aunque había otros luchadores que parecían tener su inspiración más allá de los estereotipos de la cultura de donde provenían.

Al-Rashid

Al Rashid

Adiestrado desde su infancia en el arte de la muerte, su padre Khalid, rey de los asesinos, lo crió en un alcázar fortificado en las montañas del norte de Arabia. Se dice que sus dos cimitarras fueron forjadas mágicamente en medio de los vientos del Gran Desierto. Al-Rashid posee una velocidad y reflejos extraordinarios. Desea matar a Asmodeus para usurpar el trono de su padre. Su nombre en árabe puede traducirse como “prudente” o “paciente”.

 

Condesa Taria del Castillo

Taria

Es la perversa hija de uno de los miembros del Convenio de los Siete: el Duque de Iberia -presupongo que hará referencia a la península ibérica o España-. Taria es una poderosa sacerdotisa de magia negra que ansía descubrir los secretos más oscuros de la Maza de Tanis, con los que espera conseguir un poder inigualable para convertirse en señora de todos los reinos. Lo más cachondo de este personaje era su fatality: convertir en gallina al rival.

 

El Verdugo

mace-executioner

Leal a su señor, Sir Dregan, es un robusto psicópata que solo encuentra placer en el sufrimiento de los demás y que nunca se separa de su hacha. Suele encontrarse en su mazmorra torturando sin compasión a todas aquellas almas que caen en sus manos. Combate para conseguir la Maza de Tanis para su amo. Uno de mis personajes preferidoss: algo lento, pero con ataques potentes gracias a su pesada hacha. Lanzar las cabezas decapitadas que cuelgan de su cinturón era uno de mis movimientos especiales favoritos del juego.

 

Koyasha

mace-koyasha

Koyasha es considerada la mujer ninja más letal de su época. Poco se sabe de su identidad así como de sus intenciones: se dice que trabaja para un misterioso Señor que desea hacerse con la Maza de Tanis. Es el estereotipo perfecto de ninja femenino que estamos hartos de ver, pero eso sí, se trata de uno de los personajes más ágiles del juego.

 

Lord Deimos

Lord Deimos

Lord Deimos es uno de los miembros del Convenio de los Siete. Gobierna a su pueblo con mano dura desde su fortaleza de lava en las montañas de Baviera. Pocos conocen el rostro que se oculta bajo su casco y aseguran que tiene cien años. Se dice que su imponente armadura de color rojo resplandeciente y su espada de fuego fueron forjadas en el Infierno y entregadas por el mismísimo Satanás. Ahora que los Siete están en guerra unos contra otros, ve su oportunidad de aplastarlos a todos y hacerse con el poder de la Maza.

Es un luchador lento, pero compensa su baja velocidad con unos devastadores ataques y al largo alcance de sus golpes gracias a su prolongada espada. Su ejecución, empalamiento del rival, es una de las mejores que podemos ver en Mace: The Dark Age. Sin duda alguna, mi personaje predilecto del juego.

 

Mordos Kull

Mordos Kull

Mordos Kull es un mercenario curtido en mil y una batallas que está dispuesto a luchar por aquel que le ofrezca la bolsa de monedas más pesada. Fue un huérfano criado por gitanos campesinos de Italia. Pronto comenzó a entrenar por su propia cuenta y no tardó en reparar en su habilidad para el combate. Se dice que le han dado una gran suma de dinero por acabar con Asmodeus. El nombre de este personaje tiene cierta guasa y parece ser un juego de palabras resultante de mezclar Mordor (vocablo ya familiar no solo para los letrados en la literatura de Tolkien) y Skull (calavera en inglés)

 

Namira

Namira

Namira fue raptada de un palacio real cuando era tan solo una niña y llevada al harén de un mezquino sultán en calidad de esclava. El apetito carnal de aquel hombre resultaba más nauseabundo que su propio aspecto. La ira que fue creciendo en el interior de Namira la convirtió en una letal asesina capaz de hipnotizar a sus rivales con sus movimientos de cadera mientras blande se letal cimitarra. Namira en árabe significa “rápido como un gato”.

 

Ragnar Bloodaxe

Ragnar Bloodaxe

Procedente de los fiordos del norte, era el príncipe de Torsgard, un reino que fue arrasado por las huestes de Lord Deimos. Ha jurado vengarse del asesino de sus semejantes y confía en que el poder de la Maza de Tanis pueda hacer volver a la vida a su pueblo. Ragnar es otro personaje pesado, de gran tamano, blande dos enormes hachas y es un hueso duro de roer en los niveles de dificultad más altos.

 

Takeshi Tsunami

Takeshi Tsunami

Es el segundo hijo de una de las familias nobles japonesas más influyentes, además de uno de los generales más jóvenes del ejército del Emperador. Takeshi debe evitar que los tentáculos de las tinieblas lleguen hasta su reino, además que ha jurado vengar la muerte de su hermano Ichiro a manos de Asmodeus.
El apellido suena a coña, y en cuanto al personaje en sí, es uno de los más rápidos del juego y otro cliché más a sumar a la lista.

 

Xiao Long

Xiao Long

Era el hijo de un militar chino, quien le adiestró en el arte de la guerra. Sin embargo, su amor por la armonía y la paz le hizo ganarse el repudio de su padre, quien le quemó los ojos y expulsó más allá de las murallas de la ciudad para que muriera. Fue acogido por unos monjes y desde entonces entrenó a diario para convertirse en un gran luchador, capaz de emplear un místico sexto sentido. Percibe la terrible presencia de Asmodeus y el nefasto poder de la Maza de Tanis: no descansará hasta haber destruido a ambos. Como apunto curioso, Xiao Long tiene un fatality idéntico al clásico de Kano en el primer Mortal Kombat.

 

Grendal

Grendal

Un alma atormentada y atrapada en el cuerpo de piedra de una gran gárgola, se dice que Grendal es el hermano gemelo de Taria, convidado como ofrenda a Asmodeus por parte del Duque de Iberia. Grendal está condenado a servir a su nuevo amo durante toda la eternidad mientras guarda la entrada a su cámara. Ejerce de subjefe de juego y puede hacernos morder el polvo en menos de lo que canta un gallo. El nombre de Grendal podría provenir del de Grendel, uno de los monstruos del poema de Beowolf, donde se describe a esta criatura como a un ser de gran fuerza y estatura.

 

Asmodeus

Asmodeus Mace The Dark Age

Asmodeus

Nigromante convertido en demonio, usa la Maza de Tanis para dominar a todos los reinos. Se alimenta del dolor, la enfermedad y la muerte, pero con Europa consumida hasta los huesos, dirige su mirada hacia Oriente con la intención de seducir a otros poderosos por medio de las tinieblas. Sin embargo, los Siete se han revelado y los líderes de Oriente no van a consentir que Asmodeus destruya sus reinos. Era un impresionante jefe final que la primera vez que te enfrentabas a él te dejaba pasmado no solo por su poder, también por su tamaño.

 

Personajes ocultos

Mace: The Dark Age tenía un puñado de personajes secretos que solo podían accederse mediante trucos, vía por la que también se podía seleccionar a Grendal, aunque Asmodeus jamás pudo ser jugado sin un cartucho de trucos tipo Action Replay.

 

Sir Dregan

Sir Dregan

Sir Dregan juró lealtad a Asmodeus como uno de los miembros del Convenio de los Siete, recibiendo a cambio incontables almas que consumir. Sin embargo, parece que el demonio le ocultó un lugar donde podría estar encadenada su propia alma. Dregan luchará para averiguar dónde se encuentra la esencia que podría restaurar su humanidad, empresa para la que necesitará emplear el poder de la Maza de Tanis.

 

Ichiro Tsunami

Ichiro

Se pensó que el hermano de Takeshi había muerto, pero la oscuridad mantiene vivo bajo una corrompida existencia. Ansía el poder de la maza para acabar con Asmodeus, con su hermano Takeshi, con su padre y proclamarse emperador de Japón.

 

Gar Gudrunson / War Mech

War Mech

Gar Gudrunson, de los Enanos, construyó la máquina con la que combate con la esperanza de aplastar a todos los enemigos de su pueblo, matar al propio Asmodeus y usar el poder de la Maza para liberar a su pueblo sometido bajo la tiranía de Lord Deimos. Personaje un tanto verbenero y que arroja un tinte cómico al plantel.

 

Hellknight

Hellknight

Este demonio ha sido enviado desde el Infierno para recuperar la Maza de Tanis y devolvérsela a su verdadero dueño. Cada vez que se emplea el poder de la Maza, el Fuego Eterno que alimenta los lagos ardientes del Inframundo pierden energía: es preciso que encuentre rápidamente a Asmodeus, acabe con él y traiga la Maza de Tanis de vuelta al Abismo Eterno. Junto con el Verdugo y Lord Deimos, conforma mi trío predilecto de luchadores de Mace: combina de forma equilibrada rapidez, ataques a distancia y movimientos especiales a media tan efectivos como las columnas de fuego.

Ned el conserje

Ned the janitor

Ned, el conserje, emprende un viaje atrás en el tiempo para acabar con Asmodeus usando su infalible y letal escoba. Otro personaje a modo de gansada que no era más que un skin modificado de Xiao Long.

 

Pojo

Pojo

El colofón y no va más de personajes ocultos de Mace: The Dark Age es ni más ni menos que la gallina Pojo. Las risas estaban garantizadas la primera vez que lo desbloqueabas o se lo enseñabas a los amigos. Y su aspecto no debe engañaros, pues tiene algunos de los ataques más feroces del juego.

 

El plantel de personajes era variopinto y resultaba bastante distinguido entre sí -qué decir de las diferencias que podía haber entre Lord Deimos o Koyasha, por no hacer comparaciones con el tronchante Pojo-. En cuanto a la jugabilidad, teníamos unos controles bastante sencillos: un botón para ataques rápidos, otro para golpes fuertes, uno para patada y finalmente una tecla para esquivar que también nos permitía movernos por los escenarios. Cada luchador tenía sus propios ataques, velocidad, alcance de golpes y movimientos especiales. Algunos achacaron al juego falta de ritmo en los combates, aunque más bien se trataba de una extraña sensación de pesadez en los personajes y su respuesta, algo que era aún más acusado en la versión de Nintendo 64 que en el arcade, pero eso no quería decir que el programa resultara una experiencia insatisfactoria pad en mano, ni mucho menos (en los siguientes vídeos podéis ver gameplays tanto de la versión doméstica como de la que corría en la cabina recreativa para poder apreciar mejor este importante aspecto que afectaba directamente a la jugabilidad)

Nintendo 64

 

Arcade

 

Además, con estos vídeos podemos hacernos una idea de cómo lucía el juego en versión arcade -el cual era todo un deleite para la vista- y en su port a los 64 bits de Nintendo, donde apreciamos personajes más poligonales, texturizado más pobre, escenarios con menos nivel de detalle -recuerdo que me sangraron los ojos al ver el escenario de Koyasha donde la cascada era de cartón piedra mientras que en el arcade estaba animada- y una calidad de sonido que quedaba en ridículo en comparación con la de la cabina recreativa. Aún con todo, cabe destacar que Mace: The Dark Age era uno de los juegos de lucha que mejor lucían en Nintendo 64 sin duda alguna. Pero centrándonos de nuevo en el aspecto jugable, me gustaría rescatar aquellos entornos que fueron concebidos con trampas y cuyos límites del estaban delimitados por arenas movedizas, fosos de lava o estanques encantados: ¿quién no adoraba ver a su rival hundirse lentamente en magma mientras se retorcía entre alaridos?

Como comenté, uno de los rasgos de los combates del juego era poder terminar los enfrentamientos acabando con nuestro rival a la orden de ejecutarlo. Cada personaje poseía un único fatality y alguno de ellos me llegaron a sorprender por su puesta en escena, como la decapitación del Verdugo o el empalamiento de Lord Deimos -recordad que era el año 1997 y que hablamos de una consola de Nintendo-. Además, al final de cada combate, había una pantalla de score que  también se quedó grabada en mi retina al contemplar que, poco a poco, las cabezas de los rivales abatidos iban coronando una suerte de picas que aparecían en la parte inferior.

mace dark age score screen

 

Mace: The Dark Age no fue un título muy popular en su día, fundamentalmente por dos motivos: los salones recreativos ya comenzaban a vaciarse de gente -la cual prefería jugar en su casa- y no llegó a tener versión para la consola del momento -recordemos que las ventas globales de PlayStation ascendieron a los 102.49 millones de máquinas, mientras que Nintendo 64 se quedó en 32.93 millones, y además, no es que Mace: The Dark Age fuera un juego precisamente tan conocido como algunos top sellers de N64-. Curiosamente, con el paso del tiempo y la llegada de mejores emuladores que han permitido a muchos jugadores probar el programa, parece que se ha reconocido al fin, aunque de una forma tardía, las bondades de este arcade.

Estoy convencido de que muchos fans de Nintendo 64 y de este juego estarán de acuerdo de que dentro del escueto catálogo de títulos de lucha para la 64 bits, Mace: The Dark Age era una de las mejores opciones para la consola, con un nivel gráfico de notable para la época en que vio la luz y un título único, no solo por su exclusividad, sino también por su peculiaridades jugables, elenco de personajes y corte crudo.

Anuncios

2 comentarios en “Retroview Mace: The Dark Age”

  1. Sin duda uno de mis juegos de pela del N64 favoritos solo por debajo de killer instinct, muy buenos recuerdos de mi infancia con este retroview yo lo llegue a tener asi como tu completo hace unos 15 años lastima que era un niño y me deshice de la mayoria de mis cartuchos 😦 y ahora que lo tuve de nuevo me trajo muy buenos recuerdos. Muy buen articulo saludos desde Tijuana.

  2. La verdad es que Nintendo 64 tenía poco repertorio en ese género, pero recuerdo muy divertido ese Killer Instinct y bastante competente Mace: The Dark Age.
    Yo también cometí esa insensatez pero con mis juegos de Super Nintendo -y algunos costarían hoy un dineral…-
    Saludos a Tijuana!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s