La leyenda del E.T. de Atari es completamente real

E.T.

Allá por los años 80, Atari lanzó un videojuego para su 2600 basado en la popular cinta de Steven Spielberg protagonizada por aquel extraterrestre que era lo más parecido a una mierda con ojos pero que encandiló a una generación entera de críos con su dedo luminoso y sus míticas frases de “mi caaasaaa” o “teléeefono” -aunque el bicho era capaz de combinar ambas gracias a las mutaciones de su código genético de raza espacial superior-.

El caso es que el juego era tan terriblemente malo, que los niños rompían a pataletas y los padres comenzaron a devolverlo a las tiendas, llegando la situación a tal punto que nadie quería las desventuradas aventuras digitales de E.T.. De esta guisa, los almacenes de la compañía estaban hasta la bandera llenos de cartuchos que esperaban vender como rosquillas y que ahora no eran más que un fatídico reflejo de un terrible desastre comercial y representaban un coste de almacenamiento que no iban a tolerar, de modo que a alguien en Atari se le ocurrió la idea de enterrar aquellos juegos en el desierto de Nuevo México. Esto, hasta hace escasas horas, era una de las mayores leyendas urbanas de la historia de los videojuegos y que por fin ha sido esclarecida como real.

Hace unas semanas se conocieron las intenciones de Lightbox Interactive y Fuel Industries de poner fin a este misterio haciendo agujeros en el famoso desierto, algo que en un principio tuvo el visto bueno de las autoridades locales, después alegaron que tendría un impacto medio ambiental negativo, pero finalmente, y con la ayuda de Xbox Entertainment Studios, se consiguió el permiso definitivo para cavar donde quisieran y rodar un documental de la hazaña -y ojo, que no han sido pocos los frikis que se han desplazado a ese mismo desierto para buscar durante 30 años, infructuosamente, los dichosos cartuchos de E.T., por lo que sorprende la rapidez y eficiencia con la que se ha llevado a cabo esta profanación-.

El Major Nelson ha sido uno de los testigos del fin de este mito moderno:  “Leyenda urbana confirmada”, aseguró en su cuenta de Twitter donde mostró fotos del cartucho y de la excavación. Ahora me pregunto qué harán con este material que llevó a Atari a la ruina: ¿subastas para la caridad? Supongo que algunos de los participantes en esta desmitificación se llevará consigo uno de los cartuchos y posiblemente veamos alguna que otra subasta en eBay de estas piezas de coleccionismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s