Momentos inolvidables de la pasada generación

Momentos inolvidables

 

Cómo pasa el tiempo. Parece que era ayer cuando las tres luces rojas de Xbox 360 eran incidencias aisladas o nos quedábamos de piedra con el precio de 600 euros por una PlayStation 3 pelada.

Aquella fue una generación larga -arrancó en diciembre de 2005 con Xbox 360– y desde luego que ha estado repleta de títulos con secuencias que nos han hecho vivir experiencias impagables. Y de eso va a tratar esta entrada, de algunos de los momentos inolvidables que hemos visto -y hasta sufrido- pad en mano.

*** Cuidado con los spoilers ***

 

Prey

Un magnífico fps -cuyo desarrollo duró bastante tiempo, incluso hasta se habló de poder verlo en su día en Nintendo 64– donde el protagonista es abducido junto con su abuelo y su novia por una entidad extraterrestre. Salvado in extremis por un misterioso personaje, el cherokee Tommy se pasaba un buen trecho de Prey buscando a su querida Jen, no sin antes tener que contemplar la muerte de su abuelo, Enisi:

Tras solventar algunos puzles, jugar con la gravedad y dar buena cuenta de los alienígenas de la nave -para ello teníamos un arsenal bastante interesante, que en su modo me recordaba a los antiguos Turok-, parecía que el tormento llegaba a su fin cuando Tommy se reencontraba con Jen, pero nada más lejos de la realidad:

 

Quake IV

Uno de los momentos más memorados de la cuarta parte de esa leyenda que fue Quake, es justo el pasaje en que nuestro marine es sometido a un proceso quirúrgico que lo convierte en mitad humano, mitad strogg -la raza de ciborgs enemigos del juego-. Seguro que escocía un poco.

 

Clive Barker’s Jericho

El grotesco juego de los autores de los últimos Castlevania, Mercury Steam, era un magnífico espectáculo de repelentes engendros -frutos de la retorcida mente de Clive Barker, creador de Hellraiser– y acción sin freno. El equipo Jericho era una auténtica piña, hasta que en la confrontación final, se suceden las muertes de varios de sus miembros:

 

Gears of War 3

Aunque seguramente desde Epic Games pretendían que la muerte de Dominic Santiago fuera dramática, la verdad es que a ojos de muchos nos resultó más ridículo que otra cosa el sacrificio en vano de este atormentado personaje:

 

Halo 3

La muerte de algunos de los personajes que nos acompañaron en los dos juegos anteriores no nos sorprendió a muchos, aunque sí el final para el Jefe Maestro. Curiosamente, todo terminaba de la misma manera en que empezó: en una cápsula de criopreservación.

 

Portal 2

No todo tienen por qué ser muertes en esta recopilación. Y aquí tenemos el inolvidable momento musical protagonizado por las torretas de Portal 2, que seguro que dejó a muchos boquiabiertos.

 

Red Dead Redemption

Uno de los mejores juegos del género sandbox, Red Dead Redemption tuvo también un final que a más de uno le hizo tragar saliva. La muerte del ex forajido John Marston, pese a haber saldado sus deudas con la ley, no dejó indiferente a ningún jugador con esa angustiosa sensación de impotencia ante la injusticia que se estaba cometiendo delante de sus ojos:

 

 

Call of Duty: Modern Warfare 2

Cuando introduje el juego por primera vez en la consola y vi aquella advertencia para omitir una fase que podía resultar ofensiva, la curiosidad y el morbo me llevó a optar por paladear la obra de Infinity Ward sin tijeretazos. Y es que la escena de la masacre del aeropuerto ruso, donde tomábamos el rol de un agente infiltrado que masacraba civiles inocentes, fue tan polémica que en aquel país se ordenó retirar el juego de las estanterías de las tiendas. Nada de ruso.

 

 

Batman: Arkham City

El toque sanbox no me terminó de convencer para esta aventura del Hombre Murciélago, pero vaya, que lo más memorable del programa es aquel final donde el mítico Joker acababa muerto. Las caras de WTF al ver a Batman con el cadáver del maníaco cogido en brazos era lo más común. Y por cierto, para el que piense que era una treta de Joker para salir de Arkham, desde Rocksteady afirman que para la línea argumental de sus juegos, este personaje está muerto y enterrado -a menos que la propia Rocksteady nos esté vacilando, claro-.

 

 

Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots

Hay dos momentos que recuerdo especialmente de este juego, y justo los dos tienen que ver con la muerte del legendario Big Boss, cuyos zapatos calzamos en Metal Gear Solid 3 bajo el nombre en clave de Naked Snake. La primera secuencia que me impactó fue la supuesta quema de sus restos mortales arrojados a un fuego por Vamp. Me quedé de piedra y me negaba a pensar que ese iba a ser el final de una leyenda (más adelante, nos aclaraban que aquellos restos eran los de Solidus, el villano de MGS2):

Y por supuesto, la sorpresa llegaba cuando en el epílogo del juego, tras un falso intento de suicidio de Old Snake, Big Boss aparece para reconciliarse con él, abandonar por fin la lucha y morir junto a la tumba de su mentora, The Boss:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s