En coma tras jornada intensiva de Call of Duty

Henrik Eide Dahl

Henrik Eide Dahl, el mozo de 14 años que podéis observar sobre estas líneas, estuvo ingresado durante 13 días en una unidad de cuidados intensivos con respiración asistida tras meterse al buche más de cuatro litros de bebidas energéticas para aguantar una maratoniana sesión de Call of Duty de 16 horas -y yo cuando llevo poco más de una estoy que me va a reventar la cabeza… será que me hago mayor-.

“Todo se volvió oscuro y me desmayé. Cuando me desperté estaba aterrorizado. Lo primero que recuerdo del hospital es que mis hermanos estaban sentados al borde de la cama llorando. Estaba aterrorizado”, aseguró Henrik, quien seguro que ha aprendido la lección y probará a ver qué es eso de salir al mundo exterior y notar los rayos del sol en la piel. En fin, seguro que hay más casos con mayor frecuencia de lo que imaginamos, es más, ahora mismo me viene a la mente otro chaval de edad similar que se dedica a lo mismo: inflarse a red bull mientras echa raíces jugando a Monster Hunter. Ya sabéis que los refrescos son bebidas para tomar de manera ocasional, que de ningún modo sustituyen al elemento que da la vida, y menos las bebidas energéticas, cuyo abuso puede dañar al sistema central nervioso, al cardiovascular, a los pulmones y a los riñones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s