Review Strider

strider-render-logo

En los últimos años hemos sido testigos de la resurrección de algunos clásicos de antaño, además de ver la caída en desgracia de algunas grandes sagas -qué penica de Silent Hill-. Esta vez le ha tocado el turno a uno de los juegos arcade estrella de hace veinticinco años y que traumatizó a muchos zagales por su exigente dificultad: estamos hablando del retorno del legendario ninja Strider.

Solo vía digital, el ninja vuelve con un estilo gráfico cel shading, desarrollo 2D y para un buen puñado de plataformas: PlayStation 4, Xbox One, PlayStation 3, Xbox 360 y PC. Aunque hay que destacar que el juego no ha sido desarrollado por Capcom, sino por los irregulares Double Helix Games -un estudio que ha pasado ahora a ser propiedad de Amazon, que a saber qué tienen en mente hacer con esta gente-, autores de joyas como G.I. Joe: Rise of Cobra, Green Lantern, el insulso Silent Hill Homecoming o la demo de pago de Killer Instinct.

La veterana Capcom ha permitido que los demonios occidentales se encarguen de traer de vuelta a uno de sus mitos de los años 80. A pesar de otras intentonas con traspiés tan sonados como Bionic Commando, confiaron en que el retorno de Strider iba a ser diferente, prosiguiendo con su empeño por resucitar viejas glorias de forma rentable. Para quien no conozca a Strider, se trata de una saga que vio la luz en 1989 en recreativas, con dos entregas principales y distintos ports para máquinas tan míticas como NES o Mega Drive, cuyo gameplay se basa en la acción y plataformas en 2D.

strider megadrive

El universo de Strider se desarrolla en un futuro alternativo donde la Tierra está siendo dominada bajo el yugo del Gran Maestro. Un grupo de ninjas está dispuesto a terminar con el reinado de aquel ser, siendo Hiryu -el protagonista del juego- el miembro más joven en obtener un grado A en el programa de entrenamiento de su organización secreta, quien deberá acometer tan noble tarea. Katana láser en mano y kunais listos, podemos ponernos a repartir tollinas por doquier y a realizar el cabra en una perspectiva 2D a lo largo de escenarios con toque “metroidvania”.

strider d

Por supuesto, tendremos habilidades que desbloquear para hacer frente con menor dificultad a combates cada vez más exigentes y para poder acceder a rincones de los escenarios previamente inalcanzables. Como en antaño, los combates cuerpo a cuerpo, además del plataformeo con saltos medidos, son los ingredientes principales de Strider, donde cada enemigo requerirá de una estrategia distinta para ser derrotado. Y es que ojo con el nivel de dificultad, algo que parece que se han tomado en serio en Double Helix Games, y es que esta puesta al día de Strider es capaz de evocar perfectamente aquel sentimiento de frustración de esas tardes echando monedas en la recreativa o lanzando el mando de la consola por los aires cuando ya no podíamos más. Destaco como punto negativo un control algo impreciso y que en momentos clave puede dejarnos vendidos: los más tiquismiquis debéis tener presente que sólo se puede controlar el movimiento de Strider con un stick, algo que para un gameplay 2D nunca terminar de encajar tan bien como la infalible cruceta -si no hablamos de la de Xbox 360, claro-.

strider b

Los escenarios, como os comentaba, tienen algún recoveco que investigar, con ciertas zonas solo accesibles cuando adquirimos cierta habilidad. Aún con todo, el desarrollo es puramente lineal, con flechas y carteles con indicaciones por dónde debemos avanzar o cuántos metros restan para llegar a determinados puntos del escenario. Algo que no me ha gustado mucho es el tratamiento irregular de estos: en ocasiones, hay fondos repletos de elementos animados y la pantalla se puede saturar de efectos, mientras que en otros momentos, el nivel de detalle es más bien resultón tirando a discretito.

strider c

Y es que a nivel gráfico, para qué engañarnos, Strider no resulta puntero en absoluto. Modelados sencillos, texturas muy planas, y atención, que esto es vital, es muy recomendable jugar a las versiones que corren a 60 fps, pues las de las antiguas consolas a 30 son todo un despropósito en ese sentido pues afectan directamente al gameplay de un juego que pide a gritos fluidez. También tenemos otras taras técnicas, como unas escenas de vídeo horripilantes -con animaciones casi de la primera PlayStation-, donde incluso los diálogos no están bien sincronizados con los labios de los personajes. No sé si esto es algo hecho adrede a modo de retro guiño o falta de talento de DHG. Algo que tampoco me ha gustado es la bso, siempre pasando muy desapercibida, con composiciones muy discretas y que en ocasiones no encajan con el lance jugable: ¿qué es eso de escuchar melodías que parecen sacadas de la sala de espera del dentista mientras estamos sudando sangre luchando contra un infernal engendro mecánico setenta veces más grande que Hiryu?

strider a

En cuanto a duración, podéis disfrutar de una sesión, tranquilamente, de 5 horas con el juego, y eso si no os atascáis con la dificultad. Una vez finalizado el modo Historia, tenéis disponibles otras dos modalidades estilo retos: carrera sorteando balizas y a contrarreloj y el clásico survival, ambos con marcadores online. Respecto al precio, Strider ha salido a 15 euros, y aviso, no tiene cross buy.

strider e

Mira que soy alguien que se deja embaucar enseguida por la nostalgia y los buenos recuerdos, pero este trabajo de Double Helix Games no me ha terminado de convencer. Parece un quiero y no puedo envuelto en un papel barato: el control se me hace algo impreciso, técnicamente muy mejorable, los 30 fps en PS3 y Xbox 360 son un facepalm en toda regla -por lo que, repito, os recomiendo encarecidamente las versiones superiores-, secciones algo monótonas, y pese a algunos encuentros curiosos con ciertos jefes finales, diría que el retorno de Strider me ha dejado bastante indiferente. Puede que haya sido víctima del hype, pues en mis sueños húmedos con la vuelta de Strider fantaseaba siempre con toparme con un juego que contara con un nivel de producción de un Devil May Cry. Llamadme loco, bicho raro o sucedáneo, pero yo recomendaría hacer un ejercicio de paciencia y esperar a una rebaja del juego, sobre todo si ya tenemos en nuestra colección los viejos programas del ninja -de hecho, alguna que otra vez desempolvo mi viejo Strider 2 de PSX para rememorar esos buenos  y añorados añejos tiempos-.

NOTA FINAL 5.9

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s