SNES vs Mega Drive – Round 2: presentación de juegos, cajas y manuales

snes vs mega drive pixel2pixel

Aunque el título de esta segunda entrega de SNES vs Mega Drive pueda sonar un poco chorra, a los que nos gusta conservar los juegos en su estado original lo mejor posible, sí que tiene importancia la forma en que tanto Nintendo como Sega embalaban sus juegos y llegaban al público.

Algo que nunca me ha gustado de la presentación de los juegos de Nintendo en antaño era que se apostaba por el cartón como empaquetado. Como si fuera una maldición -o más bien una cutrez- esta tipo de embalaje ha sido una constante en los juegos de la nipona: NES, SNES, Game Boy y sus variantes -hasta la salida de DS no empezaron a usarse estuches de plástico- y Nintendo 64 recibían sus juegos en una presentación de cartón -y como apunte curioso, los juegos japoneses de GameCube no cuentan con una carátula impresa en papel alojada tras el plástico del estuche como en Europa: una funda de cartón se encarga de cubrirlo-.

nes snes n64 gb gba cube cajas juegos

Evidentemente, para conservar estas cajas lo mejor posible había que tener especial cuidado con ellas y guardarlas en lugares secos, donde no les diera directamente la luz solar -para evitar la decoloración-, además, el cartón se desgastaba con facilidad al sacar y meter los juegos y se podía rasgar (seguro que a muchos de vosotros se os ha roto alguna pestaña de vuestras cajas en más de una ocasión) Personalmente, detestaba que esto sucediera, de modo que con los primeros juegos, no se me ocurrió otra cosa en aquellos tiernos años más que recortar las cajas y hacer encajar los pedazos en estuches de vhs. Con el tiempo ya razonaba mejor y guardaba las cajas de cartón en algún lugar seguro, mientras metía los juegos en esos estuches de plástico, sin más que una anotación en el canto para distinguirlos entre ellos -actualmente mantengo las cajas bien guardadas y los cartuchos en un cajón con sus fundas de plástico-. Las cajas europeas de Super Nintendo venían en un formato apaisado (las japonesas son estiradas) y albergaban un cartón blanco en su interior que podía extraerse y era donde iba colocado el cartucho, que a su vez estaba depositado en una bolsita de plástico (para los juegos comercializados en EE.UU. había un protector de plástico semi rígido que cubría la parte inferior del cartucho donde quedaban expuestos los conectores: todo esto para evitar que se ensuciara o llenara de polvo la zona más sensible del game pak) También hubo algunas ediciones especiales que llegaron en cajas de mayor tamaño y que contenían guías para el juego: recordad, por ejemplo, Illusion of Time, Secret of Evermore o Super Metroid.

super metroid bomberman 3 super castlevania iv snes

super castlevania iv zelda link past snes

En cuanto a los manuales de instrucciones, la mayoría llegaban a todo color, aunque a veces te topabas con algunos en blanco y negro, especialmente en los lanzamientos en los que se hacía una versión única europea del juego, como por ejemplo Earthworm Jim 2: un manual en varios idiomas, de 99 páginas pero con el interior sin color. Destaco especialmente los manuales japoneses, de menor tamaño, pero siempre repletos de información hasta arriba, ilustraciones y muy coloridos.

manual mortal kombat snes

final fight 3 manual snes

bomberman japones manual

Como bien sabemos los que aún a nuestros años nos dedicamos a recuperar tesoros de infancia o a coleccionar joyas del pasado de SNES, es harto complicado encontrar un juego de esta consola que conserve caja y manual en buen estado. Por regla general, la inmensa mayoría de juegos usados de Super Nintendo se venden como cartuchos sueltos, mientras que los que se encuentran completos, y según el título del que se trate, pueden tener perfectamente precios que doblan o triplican al que correspondería al cartucho pelado -aún recuerdo a algunas madres de conocidos o a estos mismos que no tenían mejor ocurrencia que tirar las cajas a la basura por ser un mero embalaje de cartón-. Por otra parte, algunos han visto negocio en esto y se han comercializado cajas de plástico especiales para guardar y conservar las originales, mientras que otros se dedican a vender réplicas de las cajas de los juegos, aunque la saturación de colores no resulta idéntica y el grosor del cartón no es el mismo. También hay mucho pícaro suelto por eBay que vende juegos completos con cajas réplicas pero que, por supuesto, dejan pasar este detalle por alto en la descripción  del artículo (para quien le interese, suelen costar unos 10 euros: basta con googlear un poco y daréis con ellas)

La cosa cambia radicalmente con los juegos de Mega Drive. Sega tuvo el gran acierto de presentar sus juegos en estuches de plástico rígido con espacios para soportar el cartucho y las instrucciones, estándar que se mantuvo en Master System y Mega Drive.

sonic master system mega drive

Estos estuches, evidentemente, eran un embalaje infinitamente más resistente y elegante que el cartón empleado por Nintendo. Echando un primer vistazo externo, tenían una carátula impresa en papel que iba colocada tras un plástico, una pestaña que permitía colgar los juegos de los típicos ganchos de los muebles de los comercios -aunque es bastante común encontrar juegos de Mega Drive usados en los que esta pieza ha sido desprendida- y por la parte en que se abría caja, iba colocada una pegatina con el sello de Sega -en las cajas de Nintendo, se empleó su sello dorado para diferenciar productos genuinos de copias, especialmente en la época de la NES-.

gynoug mega drive

sello sega mega drive

Cuando abrimos el estuche, observamos en el interior que el cartucho iba encajado en un hueco especialmente destinado a este fin, donde se sujetaba por medio de unas patillas flexibles de plástico -y junto a este hueco, podía verse el logo de Sega Enterprises LTD, aunque también podíamos encontrar el de Konami en los juegos que lanzó para Mega Drive y algunos cartuchos de Electronic Arts tenían un tamaño mayor, necesitando una variante de las cajas estándar para encajar-. Entretanto, el manual quedaba en la otra parte de la caja sostenido por unas pequeñas pestañas que evitaban que se desprendiera. Cabe destacar que el estuche cerraba perfectamente, manteniendo el cartucho aislado del exterior y evitando la entrada de polvo, por lo que no había necesidad de recurrir a las pequeñas bolsas de plástico que empleaba Nintendo.

gynoug 2 mega drive

En cuanto a los manuales de instrucciones de Mega Drive, lo normal era que llegaran en blanco y negro, además de en varios idiomas -las descripciones en la parte posterior de la carátula también se encontraban en distintas lenguas-, por lo que muchas de estas instrucciones podían tener un grueso considerable y contar con decenas y decenas de páginas (la mayoría de los juegos para Mega Drive se lanzaban como versiones únicas PAL, aunque hay algunas excepciones con juegos localizados, como Story of Thor) Era singular toparse con un manual a color o que tuviera forma de librillo y no apaisado, como en el caso de Eternal Champions. Y por cierto, resultan llamativos errores de traducción o los peculiares vocablos que se podían leer en carátulas y manuales, que en ocasiones parecían estar redactados por Caballo Loco.

manual gynoug

manuales eternal champions gynaoug

manual eternal champions

De esta forma, resulta mucho más sencillo -y económico- encontrar juegos de Mega Drive completos a día de hoy, gracias a este tipo de embalaje que se conserva de mejor manera que las cajas de cartón. Otro detalle curioso, es que la pegatina de los cartuchos de Mega Drive llegaba hasta el canto superior, donde se podía leer el nombre del juego, lo que se traducía en comodidad y rapidez para localizar los juegos si almacenábamos los cartuchos sin las cajas, mientras que esta peculiaridad no estaba presente en las carcasas pal de Super Nintendo -aunque sí en los juegos NTSC USA-.

gynoug castlevania iv zelda md snes cantos

No cabe duda de que el embalaje empleado por Sega para su Mega Drive era el más acertado: estuches rígidos, con hueco para las instrucciones, cartuchos protegidos del polvo, una mayor facilidad para ser conservados y una presentación más atractiva eran sus principales ventajas. Es más, basta con echar un vistazo a las cajas donde nos llegan los juegos desde hace años para darnos cuenta de que era la mejor opción para conservar los cartuchos y discos. Por otra parte, me gustan más los manuales de Super Nintendo, pues en su mayoría llegaban a color, cosa que no ocurría con los de Mega Drive, donde encontrar tonalidades distintas al negro era una anormalidad en toda regla, pero a grandes rasgos, por las peculiaridades citadas, me quedo antes con el formato destinado a los juegos de la 16 bits de Sega, a pesar de esos insípidos manuales.

super castlevania iv altered beast

Anuncios

Un pensamiento en “SNES vs Mega Drive – Round 2: presentación de juegos, cajas y manuales”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s