Review Batman: Arkham Origins

Batman-Arkham-Origins-Logo

Este Arkham Origins es el broche con el que Warner Bros cierra la trilogía Arkham en la actual generación y que tantas alegrías ha dado tanto a la compañía como a muchos jugadores -fans o no de Batman-. Aquel primer Arkham Asylum lo considero como un punto de inflexión en lo que a juegos de superhéroes se refiere y ciertamente fue toda una inesperada y muy agradable sorpresa viendo los resultados de muchos de los programas del Caballero Oscuro lanzados anteriormente.

Esta vez el desarrollo no ha corrido a manos de Rocksteady -quien está inmersa en la elaboración de un juego para la nueva generación de consolas- sino de Warner Bros. Games Montreal, quien no ha querido arriesgar ni innovar hasta el punto de resultar este Arkham Origins una secuela prácticamente calcada a la propuesta vista en Arkham City en el plano jugable.

Nos encontramos en el año 2 de Batman, quien está poniendo las cosas difíciles al crimen en Gotham. Pero Black Mask quiere revertir la situación y tirará de cartera para ello: 50 millones de dólares para quien le corte las alas al hombre murciélago (qué curioso, una metodología de villano que vemos en el día a día de la vida real) Así pues, los miembros más corruptos de la policía, criminales de poca monta y 8 letales asesinos -como Deathstroke, Deadshot, Bane, Firefly o Copperhead– tratarán de hacerse con la recompensa sea como sea en esa gélida noche de Navidad.

Batman-Arkham-Origins-1

Gran parte del mapeado está reciclado y maquillado de Arkham City. Puede denotar cierta dejadez, pero es obvio que no iba a crearse una nueva Gotham por completo, y aún así, habrá zonas nuevas que explorar que no hemos visitado anteriormente. Las calles de la ciudad vuelven a estar vacías: tan solo encontraremos criminales pululando a sus anchas, ya que, como excusa, se nos dice que se ha impuesto el toque de queda. Aún veo lejos el día en que veamos una Gotham realmente viva, con transeúntes, criminales camuflados entre ellos, con tráfico real… y Batman vigilando desde las cornisas más oscuras.

Batman-Arkham-Origins-2

Desplazarnos por Gotham conlleva la misma rutina de Arkham City: batgarra por aquí, batgarra por allá y planeando entre los edificios. Aunque esta vez tenemos un modo de viaje rápido, pero sujeto a poder marcar puntos de transporte cumpliendo ciertos requisitos. Una vez más, olvidaos de usar el batmóvil para movernos por Gotham: de hecho se encuentra como prototipo en la Batcueva, que podremos visitar cuando nos plazca.

Batman-Arkham-Origins-3

Gráficamente se nota que el añejo motor Unreal 3 no puede dar más de sí, aunque Arkham Origins llega a lucir más que bien -especialmente algunos modelados de ciertos personajes y por supuesto, la versión de PC es la claramente superior en el aspecto técnico-. El doblaje es magnífico y la bso no le va a la zaga. Jugablemente, seguimos con el sistema Freeflow, que sigue siendo tan efectivo, pero ya no resulta fresco ni rompedor como antaño, y siendo este el tercer juego donde nos hartaremos de emplearlo, la verdad es que la sensación de reciclado es persistente. Por supuesto, los momentos de sigilo siguen vigentes en el programa y quizás sean los más satisfactorios al interponer estrategias con las que superar a nuestros enemigos que, dicho sea de paso, por algún motivo, tienen una mayor resistencia física y pueden soportar auténticas palizas.

Batman-Arkham-Origins-5

La visión detective se mantiene como otro elemento clásico de la jugabilidad, aunque los momentos de investigación han dado un giro de tuerca más en esta entrega y requieren de mayor cooperación del jugador, además de ofrecer una mejor puesta en escena, con recreaciones incluidas. Curiosamente, y aunque estemos en los orígenes del Caballero Oscuro, este es el juego de la trilogía donde encontraremos más artilugios para combatir el crimen: ¿qué sería del mejor detective del mundo si sus cachivaches de alta tecnología?

Batman-Arkham-Origins-6

El modo historia, si no hacemos muchas paradas por el camino con las actividades secundarias, puede completarse en unas 10 horas, más o menos. Después, tendremos la clásica partida plus, pero ahora, al finalizar ésta, podremos acceder al modo I Am the Night, donde tan solo tendremos una vida y no podremos salvar el progreso: un desafío con el que pocos se atreverán y menos superarán. Y anecdóticamente, porque no se puede remarcar de otra manera, este es el primer juego de la franquicia donde se incluye un modo multijugador, haciéndolo de una manera un tanto torpe: es imposible introducir las premisas y mecánicas jugables encajadas al milímetro en un modo historia scriptado dentro de un multiplayer. Simplemente resulta anodino con momentos demasiado tumultuosos (y hay que señalar que la versión de Wii U no tiene modo multijugador)

Batman-Arkham-Origins-7

Parece que los jefes no querían arriesgar, y si algo funciona, mejor no cambiarlo, tal y como reza el dicho. La sensación de reciclaje es persistente, pero las mecánicas jugables son muy sólidas, tanto, que todavía le confieren al programa una robustez lúdica que no le pesa, aunque se trate de la tercera entrega Arkham. Los combates con los villanos son divertidos y me ha fascinado una parte dedicada al payaso príncipe del crímen, por no mencionar lo bien que le sienta a Gotham un manto de blanca nieve. Llamadme loco, pero este Origins me ha gustado más que los ensalzados trabajos firmados por Rocksteady.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s